Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2009

    

Todo, nada, siempre, siempre, siempre, siempre…

¿Cómo se puede querer tanto a una persona, qué siento incluso perder la vida, la mía?

No puedo parar de pensar, de pensar mal, me cruje el estomago de no comer, llevo dos días sin probar bocado. No puedo, no puedo.

Se mete el silencio en mis oidos y produce un sonido que no lo aguanto, y es inevitable. No puedo salir de la habitación, no puedo mirar a los ojos.

¿Puedo intentarlo? No, no quiero, es imposible mirar a las personas, incluso a mi madre y sentirme tan mal, tan poca cosa, porque todo lo que llevo pensado es malo, no paro de torturarme, y la locura se vuelve mi compañera. Y yo no quiero.

¿Y, yo para qué coño estoy enamorada de alguien, que no luchó, que me dice que quiere pensar con la cabeza, la razón y sin embargo se droga a diario. Cuanto me duele, ¿yo que soy más mala que la droga? Por lo menos conmigo dejó de consumir, y ahora lo veo y lo veo siempre igual. Y no me habla, y me rehuye. Y yo no le he hecho nada, yo no tengo culpa de haber perdido un día la esperanza de vivir y que él formara parte de mi vida.

¿Por qué no dejo de pensar en una persona que no me conviene? Si me dejó sola en un hospital, que no me llamó ni un solo día, que no devolvió mi coche a mis padres, que me bloqueo mi móvil, que me habla con la indiferencia de ver que no ha valido la pena el año que compartimos, que escupe sin cesar para ver que ya no le importa lo que yo sienta al hacer eso él.

¿Por qué me torturo? ¿Por qué hecho de menos tanto, su sonrisa, su boca, sus manos? todo, coño, todo.

Ay mi cabeza, mi cabecita, estoy harta de llorar, de dormir, para no vivir, para no pensar, para ver que no voy a cambiar.

Raúl me dices que lo intente, que escriba cosas positivas cuando me sienta mal, pero es lo que siento, es como lo siento, yo vendería mi alma. Daría mi vida por todos esos negritos muertos de hambre. Mi cabeza es peor, es lo que me controla. Y tengo mucho miedo de perder el control.  

¿Cómo se puede pensar durante dos meses en la misma persona, echándome a mi misma las culpas de todo? Es mentira, yo no tengo culpa de nada, yo no soy mala, yo no le hice daño, no le dije ni una sola mala palabra, nunca, nunca, siempre lo quise y se lo demostré.

Que no quiere darle explicaciones a nadie. ¿Pero a mí me las daba? ¿Qué le he hecho? han pasado casi tres meses y no he recibido ni una sola llamada suya. Todos los mensajes y llamadas fueron mías, para que él me dijera, que ya solo me tiene cariño, que lo respete.

¿Entonces para que estuvo conmigo? En tan pocos días pudo dejar de quererme. ¿Tan mal le hice? ¿Qué? Y encima cuando le pregunto, no, no tengo nada que decirte.

Que alguien me explique, por qué por qué el amor me ha dado la espalda cuando más lo necesitaba. ¿Qué mal hice?

¿Y yo que prefiero vivir tranquila y sana, o estar con una persona drogata, histérica? No lo se, se que lo he perdido, pero estoy enamorada.   

Que de preguntas que se quedarán en la lejanía del tiempo. Pero que el tiempo me explique con razón y sin más dolor. Y si algún día él llega a leerme, que no creo que vea que a mí él, todo lo nuestro, incluso una amistad me importó. Que mal me siento, pero por lo menos escribir me desahoga y me calma un poco este dolor. Pero no quiero volver a soñar, ni volver a esperar un beso, me quedaré con mi soledad y llegará el día que no sepa si reir o llorar.    No quiero vivir presa de un lamento.

Anuncios

Read Full Post »

Siento demasiado.
Suena la marea en mis oidos.
La bruma está en mi cabeza.
Siento demasiado.
Ruje la niebla en mis ojos.
La humedad está en mis pupilas.
Y siempre,
siento demasiado para nada.
Siempre, nada, siempre, nada, siempre, nada, siempre, nada son dos palabras que me tengo que quitar de mi vocabulario. Porque ni todo ni nada es para siempre.

 

Read Full Post »

La noche cae y yo me siento aqui, no siento nada.
Me levanto y me siento otra vez. Pero no siento nada.
Lo bonito está tapado y lo feo enterrado.
No siento nada. Estoy tranquila.

Read Full Post »

MIS PADRES RONCAN.

Llevaba un tiempo percibiéndolo, pero ya hoy ha sido mortal.

Mis padres roncan, a la vez. Mi madre más fuerte que mi padre, más pronunciado digamos. Y mi camita encima, a su lado.

Lo curioso que tiene la manía de echarse para la parte de la mesilla de noche, coge la almohada ahí tó fuerte, como la que está abrazando al marido, pero como lo tiene a un metro de si, es que la cama es de 2×2. Pues eso y ella pegadita a mi lado, empieza a roncar y yo a flipar.

Esta noche parecía que me iba a tragar y todo. Es que de verdad es exagerado. ¿Cómo un cuerpecito apegotonado, puede sacar tanto de si mismo? Es impresionante.

Me tuve que levantar porque eso, era imposible de aguantar.

Estoy llegando a la conclusión que tengo insomnio por los ronquidos y todo. Esos ruidos me alejan de mi camita y creo que no son demasiados normales, parecen que te van a absorber.

Papá se porta mejor, pero tampoco como para alegrarse. Supongo que también tenerlo a tres metros de mí, hará que no lo escuche tanto.

Bueno he de decir que duermo en la misma habitación que ellos, porque no hay más habitaciones y yo para sanar un poquito mi alma pues me he venido por un tiempo para acá.

La semana que viene haber si me voy ya, porque me va a llegar las ojeras hasta el pecho.

Ellos dirán y ésta niña que se lleva el día durmiendo, sí pero y ellos ¿lo bien que duermen de noche, tan plácidamente? Eso pá mí es un concierto, o a veces parece una competición y yo ahí en la oscuridad de espectadora o de sufridora. Con la cara achicá para haber si así los oidos se me cierran. Pero no.

Bueno, mis padres roncan y llevan juntos 30 años, ayer fue el aniversario de su boda, 27 añitos ya. Yo vine de penalti y estuve en la fiesta también, en la barriguita de mamá.

¿Llegaré a roncar algún día como ellos? No creo, vamos, no, no hombre, eso es un bastinazo.

Bueno haber que me espera esta noche., jajajaja  

 

Read Full Post »

La luz que encandila en la habitación sopla en mi memoria letargos de momentos ajenos o propios, de penas o alegrías, de ansiedad o placidez, de tristeza o de entusiasmo, de furia o serenidad.

Pero hoy me quiero, así de fácil aunque todo sea en mí blanco o negro, la vida siempre no me va a dar la espalda, o yo a ella claro!

Mi corazón está ahora mismo, sujeto como un tesoro tan valioso que nadie me lo podría en este momento arrancar. Vale la pena, a veces, sufrir para valorar lo bueno de todo, de todito, todo.

Ay!! Toma, toma a veces los palos para pensar que ya están perdidos. Que el amor también se pierde pero el propio nunca se debe.

Fuera, fuera lo malo, soplando o sin soplar, que esta luz que encandila los fantasmas viejos, los apaciguará.

Nacer y morir, esa es la única verdad que hay en realidad. Lo demás es tontería lo digo como lo siento ahora.

Y mira que me siento insegura, pero sin embargo el tiempo que corre pero no vuela, está consiguiendo que pueda levantar cabeza, poquito a poco, soñando de norte a sur. Puro, puro como las olas que mece la mar, el barquito blanco o el faro despierto. Toda la luz, la claridad no va hacer del sol.

Alegría, alegría de pena me consuela, no me siento culpable de lo que la vida rueda.

Esto ya no es un túnel inalcanzable.

Hoy mi alma no se muere de frío, la calma me tapa, y el corazón me calienta.

Madurando con mi tesoro es una belleza porque si quiero, quiero hasta el fin del mundo, si no lo quisiera podría convencerme, no mirar la penumbra, vaciar llenándolo de una tranquilidad que es tan verdadera como ahora la calma me tapa.

Nada tiene su fin, si uno o una no quiere.

Tengo ilusión por vivir, dios mío que alegría, que sosiego. Me ayuda a seguir, creando mi vida y dándome una energía que hacía tanto, tanto tiempo que no sentía.

Juro quererme.

Estos últimos meses han sido un trecho que nunca olvidaré, que llegaré a sentirlo incluso lejano ya de mí. Pero hoy me han servido de aprendizaje para soltar los trastes que pesaban sin tener peso en realidad, que aunque valga o no valga la pena el arco iris también ya aprendieron mis ojos a poder verlo sola, mira de colores, rojo, amarillo, naranja, verde, azul y violeta, y los puedo ahora encima juntar!

Es impresionante!! eso demuestra que una sale adelante si quiere, y no es cosa de voluntad, es cosa de poder ver más allá de lo que quieran los ojos, de recalcar lo bueno que produce poder valerse una por si misma, vivir con alegría, da igual si Tamara es buena o mala, mejor pensar ¿yo? Extraordinaria, extra por mi padre y ordinaria por mi madre, ea, toma, oooole, vaaaaaa.

Y al hombre que amo y he perdido, ya no le tengo misericordia, ya el pasado se lo ha llevado, se lo merece y no quiero saber nada de su vida, le ofrecí mi amistad y la rechazó. Se vaya a freir porras. Que ya este insomnio que sufro no es de amor, es de libertad propia y de querer hacer mil cosas a la vez.

La armónica estos días está siendo contramaestre de mis labios, quiero aprender a tocar un instrumento que me guste tanto como este por ejemplo, y poder disfrutar con los demás al compás de la melodía de la noche o de los días.

Tracatá, tracatá, que la corriente lleva pero de mi boca besos quiere. Za-za-za que yo me quiero y haber quién va a ser más fuerte. Si la corriente o la calma. Za-za-za yo me hecho el pelo a un lado y dejo pasar lo malo.

Y ahora digo, me voy, me voy pero con la luz que me encandila. Ya no me queda más nada que decir para hacerme ver lo bien que también puedo estar.

Que las nubes no son de algodones pero esta noche yo dormiré caliente, uyy como suena, bueno… congelada-ada-ada.

 

Read Full Post »

Ayer estuve con el psiquiatra. Hablamos un largo rato sobre mi enfermedad.

Esta vez lloré muy poquito y estaba apaciguada, había tenido un día tranquilo y lo estuve escuchando atentamente y con la quietud necesaria para el momento.

Es difícil explicar los síntomas del trastorno de personalidad que padezco porque todo está en mi cabeza, en una parte del cerebro que no llego a controlar, y por eso normalmente me siento en un estado de confusión.

Estoy enferma de emociones y de impulsos, los cuales no sé ponerles límite, y lo vivo tan intensamente todo, que me hace ser extremadamente sensible, viviendo constantemente como en un montaña rusa, pasando aunque me encuentro mucho mejor ahora de la euforia a la depre, y puedo variar incluso varias veces al día.

No me da vergüenza decir lo que padezco, ya que en mis escritos es fácil darse cuenta que algo serio me pasa, porque normalmente escribo muy tristemente. Pero ¿habrá alguien con mi mismo problema que me lea? Ojala.

Me dijo que a pesar de tener un trastorno severo vale la pena seguir viviendo, que se me quite esa idea que algún día me vencerá el caos; somos grandiosas personas, que tendemos a ser muy originales, generosos con sólo dos palabras bonitas, inteligentes a pesar de que nos cueste mucho concentrarnos, y yo llevo tres libros ya pendientes de leer y no consigo pasar del primer capítulo, pero que aunque normalmente sienta un vacío existencial o un sentimiento de aburrimiento brutal vale la pena seguir.

Nunca nadie podrá llegar a entenderme, ni mis padres, ni amigos, ni novio, sólo quien padezca lo mismo que yo. Eso lo tengo que aceptar. Y cuando me encuentro bien o me encuentre bien saldré de la burbuja en la que me encuentro, pero sólo yo puedo salir y cuando salga….no me acuerdo que me dijo ahí.

Es horrible vivir constantemente en una permanente inestabilidad emocional que me hace tener ansiedad, ¿qué cómo se cura? No hay cura. Siempre estará conmigo, el psiquiatra me dijo que las emociones y los impulsos aprenderé a controlarlo, y así me calmaré, pero tengo que aceptar lo que tengo, vivir con ello y disfrutar los buenos momentos olvidando lo que pueda venir después.

La medicación, a pesar de tomar 8 pastillas al día que es horrible, además que una de las pastillas que debo de tomar tres veces al día es como un bloque casi de grande, a veces se me queda atrancada en la garganta, pero eso, en verdad noto bastante mejoría en mi actitud, aunque a veces me dan unos ataques de mierda, que me sale por la boca el angel injusticiado.

Aun estoy enganchada a los porros que me intento convencer que es para combatir la angustia y el miedo, pero me dijo el psiquiatra que para lo que yo tengo es lo peor que hay, él que no es anti-hachis sin embargo opina que no conviene para lo que yo sufro. Porque me hace estar más inestable emocionalmente y que siempre  terminaré fumando de forma compulsiva, ¿verdad Tamara? Sí doctor, sí, así es, fumo así.

Antes me drogaba así con todo, por eso un día entré en un centro de rehabilitación, y además incluso con las personas me aferro enormemente  ¿sabes?, consiguiendo al final siempre, pensar que soy mala, pesada y sentir así un abandono imaginario o ¿real?. Siempre la confusión está permanente en mi cabeza, nunca sé si lo que pienso es acertado o no. Siento tanta inseguridad hacia el mundo, a veces incluso me entran ataques de pánico, nunca olvidaré un día con mi amigo Paco en la calle, era carnavales, me sentía muy mal, me sentía abandonada por un novio de aquel entonces, me quedé quieta sin poder moverme ni abrir los ojos, la gente me empujaba, Paco me agarraba y yo no podía andar. Sentí que ese novio me abandonó, hoy lo entiendo de lo pesada que era yo dejando la relación y al final como todos los hombres que han pasado por mi vida me han dejado, “abandonado”. Yo creo que piensan que estoy loca y que soy una paranoica, pero en verdad ya me da igual lo que piensen pero ayy siento una culpabilidad de haberlo hecho pasar tan mal. Tiene que ser horrible convivir con una persona que no se aguanta a si misma y digo yo, si no me aguanto ¿quién me va aguantar? Mis amigos, mis padres, pero los hombres, no, no les conviene.

Joder que mal, yo no quiero volver a tener novio, para que un día deje de mirarme a la cara, como me está pasando con mi ex pareja de ahora. Que lo veo y me huye, que le hablo y me dice que no tiene nada que decirme él. Es horrible.

Y encima no aprendo y me fio de cualquiera, puedo pasar de una ingenua credulidad a una desconfianza brutal.

Que caos, por eso entiendo ahora mi dejadez con todo, ahora entiendo el porque nunca cumplo mis compromisos. Por eso me abandono en exceso.

Mis padres me están ayudando mucho pero nadie ni nada puede llenar el vacio cuando me atrapa, pero esto no hace que sea independiente, todo lo contrario.

Ahora también entiendo mi descontrol en la alimentación y como llegué a estar más de un año vomitando inconcientemente. Ésto gracias a mi psicóloga pude superarlo, pero el recuerdo es duro y dañino porque veo cuaaaanto daño me he hecho a mi misma.

También me dijo que seguro que suelo pedir ayuda a los que me rodean o de repente ser una vengadora justiciera. Ahí me tuve que reir porque que verdad dijo. Recordé en ese instante mi último ingreso en el hospital.

Y yasta abandono esto que escribo, me siento mal, encima no para de llamarme alguien que conocí en el psiquiátrico, que no acepta que no quiera nada con él, lleva días llamando en oculto o con su nombre, anoche eran las 5 la madrugada y me dio 3 toques. Ya no le cojo el teléfono, no quiero volver a hablar con él, eso no se hace. Que tonta soy. ¿Por qué no cambio, por qué me fío de cualquiera?

Ahora tengo miedo. Pero voy a ser fuerte y esta tarde voy a salir a la calle, voy a disfrutar con los amigos. Y a pesar de haberme tomado otro tranquimazín ahora voy a recordar las palabras del psiquiatra, saldré adelante, conseguiré vivir en paz.

Yo se que podré. Confío en mí, ¿vale Tamarita? La vida es bonita ya verás como este mundo de tristeza conseguirás dejarlo.

Recuerda que por tu vida ha pasado grandes personas también, que te han enseñado algo, que vales y mereces la pena.

Pero la pena no me merece, el corazón se me parte y sufre. Y yo Tamara… déjalo.

No sé cuando volveré ahora me doy asco, mi amor amado me ha abandonado por culpa de mi personalidad y hay un flipado que no me deja en paz por mi culpa también.  

 

Perdonen las faltas, escribo fatal. Al final siempre termina la pena venciéndome cuando escribo, ya ni escribir puedo joder joder joder joder. Ahora pienso que ojalá no me lea ningúna persona con mi transtorno porque no quiero hundir a nadie más.

Saldremos, saldremos adelante. Somos fuertes.

 

Read Full Post »

En un silencio…

Los días rompen en el alma de quien busca la felicidad eterna.
Los momentos se parten por segundos de rabia o incluso de amor.
Los instantes se quiebran de desilusión y arrepentimiento.
Todo es nada o nada es todo para mí.
Por eso ni los días, ni los momentos, ni los instantes, me consuelan.
Sólo los sueños me mantienen en pie a día de hoy.

A veces me desilusiono con el mundo, un mundo recíproco en el que vivo o me sostiene.
Ni siquiera el llanto ya me consuela, sólo algunas palabras me sirven para luchar,
para seguir y para sobrevivir.
Y no se por qué escribo,
si el calor no lo tengo aquí, se fue a su cama,
se fue a la suya para siempre.
Y yo me quedo sola sin dormir y con mis sueños

—————————————————————————————————————-

Yo de pequeña solía dibujar, figuras que pertenecían a familias, todas estaban unidas. Dibujaba las habitaciones de la casa, los hermanos, todos dormían en el mismo cuarto, donde estaba llena de literas. También dibujaba paisajes en los que siempre salía yo, a veces fumando, otras comiendo, otras durmiendo y otras mirando la luna o el sol. También dibujaba hombres y mujeres con sus miembros al aire, detrás de la mujer siempre sobresalía una cabecita con los pelos de punta, el hijo, el hijo de ambos humanos y naturales.
Crecí con mis dibujos. A veces se hicieron alguno realidad, los que no, están dibujados para el recuerdo. Y un día actualizaré a esos niños que ya son mayores.
Para no jugar pero sí para besar o algo más.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »