Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 septiembre 2012

Me he dado cuenta de algo.

Desde que llegué a casa no he vomitado ningún día, ni me he sentido mal porque he comido de cantidad normal, me he dado cuenta que el problema se me crea en el centro, allí será que los nervios, la ansiedad que siento la manifiesto con la comida, como algo liviano. Se pasa mal, somos muchas personas cada una de su padre y su madre, y a veces hay roces o peleas; mi forma de refugiarme tal vez sea con la comida, todo un placer, pero después de comer tanto me sentía muy mal y sin pensarlo casi, marchaba al cuarto baño.

Mis padres no saben nada de esto, estando allí les escribí una carta contándoles mis problemas con las drogas, no quise contarles más, como lo de la bulimia, pienso escribírselos en la siguiente carta.

Y nada contarle a la única persona que me fio del centro, una chica un poco mayor que yo, que sepa lo que me pasa y que si me ve repitiendo comida me diga algo. Y a los educadores les pediré que por favor me ayuden a no repetir. Es algo que me va a ser muy duro, porque cuando algo se me mete en la cabeza hasta que no lo consigo no paro. Pero sé que si vomito es destruirme al mismo nivel que me destruía con las drogas.

El lunes parto de nuevo al centro.

Read Full Post »

De nuevo la bulimia.

De nuevo en casa. 10 días de permiso. Necesarios para seguir el camino nuevo.

Aunque algo interrumpe mi proceso desde que lo empecé.

Dejé las drogas y volvió la bulimia.

Desde que entré en la comunidad volví a deborar comida, sintiendo después una opresión en el pecho, un sentimiento de culpa enorme ante la compulsión con otra de mis adiciones: la comida.

Vomito todo lo que entra en mi boca, sea de día o de noche.
Así llevo casi dos meses. Lo he hablado con algunos educadores, pero no saben cómo ayudarme, les he dicho que les pediría ayuda cuando sintiese la necesidad de vomitar.

Pero no lo he conseguido.

Como tanto que tengo miedo de engordar y callo cuando lo hago. Porque ¿Y si me echan de la comunidad por esto?

Hoy no vomité en casa, y me siento horriblemente gorda, y siento pena, confusión porque lo único que sé es hacerme daño.

Y lo peor es que me encuentro sin fuerzas, cansada fisicamente. Sabía que me ocurriría esto, pero ya no sé parar una vez más.

Read Full Post »