Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 agosto 2013

ira1

-Estoy cansada de chillar.

Cansada de chillar y que nadie te escuche sin que piense: Esta está loca.

Le chillas a tu familia, al gato, al televisor, al del coche que se te atraviesa, a la vecina que no recoge las cacas de sus animales, al del bar por no recoger los vasos sucios, al que aparca donde caben dos coches, grrrrrrrrrrr… chillar, chillar, chillar, que fácil es chillar y que malo es para la salud.

Y esta “loca” que escribe, con 47 años ya, abandonada por su marido, por sus hijos, por sus amigos y sobre todo abandonada por si misma….ESTÁ HARTA DE CHILLAR.

Es difícil levantarse de la cama, cuando nadie en el mundo te acompaña ya.

¿Mala de los nervios? Eso dicen. Es tan fácil decirlo y tan difícil entenderlo.

Y te ahogas, te ahogas, te ahogas, y chillas, chillas, chillas.

Entras en trance, te sale fuego por la boca, por supuesto todo lo quemas, y sigues chillando hasta quedarte afónica, pero sigues, sigues. Porque en el fondo es tu única manera que queda de protegerte. Y te duele la cabeza, la garganta, los muslos de golpeártelos, los nudillos de la mano al hablar con la pared. Y la cara, tu cara desencajada, los ojos, tus ojos como platos, y lágrimas, lágrimas que caen como una tormenta que te coge de improviso y te moja toda, al descubierto, quedándote al descubierto, y lo único que queda entre tanto caos, es un corazón lastimado, tu corazón que ya no quiere sentir, para no chillar.

Cansada de chillar, de chillar mucho. De que toda esa rabia que creció en ti sin saberlo, haya hecho que mande en tu vida y que consiga que estés sola, sola contigo misma, tu peor enemiga, y vuelves a chillar, a chillar pero ya estás sola. Ya todo el mundo se cansó de ti, hasta tú misma.

Y chillas, chillas, chillas sola, pensando que el Nembutal es la única solución que ya sólo te queda.

Corres, corres….

Mientras te lo bebes no sabes si morirás, pero lo que sabes y sientes es que ya no puedes chillar, pero tampoco hablar, ni susurrar, ni pedir ayuda, ni nada.

Adiós.

(Aterciopelada)

Read Full Post »

Los días rojos son horribles, son los que te hacen cuestionarte TODO,  claro! Si es que, al sentir que tu interior está un poco o muy caótico,.. que de pronto lloras y al instante ríes y como si nada, ¡flipa!, repitiéndose el malestar y después la alegría furtiva.

Los días rojos son los días previos a la menstruación, y por supuesto mientras la menstruación también.

Si haces cuentas, puedes fijarte que del mes, 15 días estás bien y 15 días mal.

Y los días malos son muy malos, porque pierdes la ilusión por la vida y te hace cuestionarte si merece la pena vivir así, confundiendo y quemando lo que tienes a tu alrededor.

Al final esos días siempre termina una durmiendo en el coche.

15 días malos, 15 días que lloras por todo, que te enfadas por todo, que te pones maniática con todo, que te deprimes con todo y, y después todo gloria bendita, todo precioso, todo el mundo es bueno, toda la vida es maravillosa, de peores podría haber salido…etc y etc.

Pero eeeeeeem, no te confieeeees, que vuelven los días rojos, tus días intensos chica.

Te lees libros y libros sobre lunas y diosas, intentas aceptarte y al final siempre igual.

Yo te lo explico desde el sentimiento, el psiquiatra te dice que sufres de síndrome premenstrual y tan contento.

Read Full Post »

violencia-de-genero1

-Eres mía, estarás a mi lado aunque sea muerta.

Esas fueron las últimas palabras que oí de él.

Ese día fuimos a misa, se empeñaba en decir que nos hacía falta, que hacía mucho tiempo que no pisábamos la casa del Señor, y yo, en mientras, pensaba que le haría falta a él, porque la paz y el amor no quedaban ya en su interior, desde hace mucho, muchísimo tiempo.

Recuerdo:

-Hermanos podeis daros la paz del Señor-. Y todo el mundo empezaba a abrazar, a dar besos, a dar caricias…

-Que falsos son todos, cuando fuera pisan a las personas que más quieren-. Me iba diciendo a mí misma, quieta, en un profundo mutismo lleno de confusión. Desde hacía mucho había caído al vacío, sin poderme agarrar a la vida.

Y nos fuimos de allí para el bar que siempre frecuentaba él.

Yo no quería beber, no, no quería. Él sí, por supuesto necesitaba el veneno que le hacía olvidar el bien, porque para él era más fácil hacer el mal.

Dos horas pasaron de borrachera junto a su mejor amigo y su sombra que era yo. Cuando quiso volver a casa… El silencio, su silencio, el miedo, mi miedo volvía al abrir puertas y ventanas.

Pero volvieron los gritos, mis ansias de huir… Aunque yo perdono, perdono, perdono, perdono, sólo por tu bien, aunque no me lo pidas.

Perdono, perdono, perdono, y cuando volví a abrir los ojos llenos de pánico, un cuchillo me atravesaba el corazón, y ya, yo no pude perdonarle nunca más.

-Adios querida. Eres mía, estarás a mi lado aunque sea muerta.

(Aterciopelada)

Y hoy yo, por TODAS, por todas esas mujeres que perdieron lo que más tenían, su amor propio. Por tantos olores, por tantas noches de soledad y llanto, por todas esas camisas arrancadas, la tierra hundiéndose, las imágenes alejándose, por todo el odio y más, Aterciopelada arranca de su corazón recuerdos de existencias, palabras que al fin y al cabo, ya están perdidas.

Read Full Post »

No puedo más, estoy harta, cansada, agotada.

Que pena de mi Cádiz, que me voy con una tristeza inmensa, inmensa. Lloro y me duele tanto adentro.

¿Por qué yo me tengo que acordar de sus besos, de sus caricias, de todo?

Han pasado ya 4 años y sigo amándolo más que el primer día.

Ayer lo ví, hoy lo ví y no puedo más. Me destrozo de un querer que ni existe ya. Aprisionar tu amor, que ya lo sientes locura, si perdió el interes de un día para otro. Hacerte la tonta. Y calllar, estás harta de escuchar: Que tonta eres, si ese hombre no vale nada, si es feo, si es sucio, si te utilizó.

Seguire encerrando hasta que mis lágrimas me sequén esta sed tan basta.

NO PUEDO MÁS, NECESITO SACARLO YA DE MI MENTE Y DE MI CORAZÓN.  SOS.

Mi corazón, roto, si supiera que todos los trozos son de él.

Te juro por mi rabia que no veras más mi pelo, que desaparecé, y tú no me volverás a ver. Esta tristeza no es justa.

Read Full Post »

Rumbo a Cádiz.

246795_1871656070007_549003_n

AÑORANZA. Tu tierra te llama. Y te embarga la desazón si podrás.

Rumbo a mi tierra, hasta el dominguito ¡ole!. Que ganas tengo.

Llevo unos días con una penilla honda de tanto querer a mi tierra, y sentirla a la vez tan lejana. Es un imposible vivir allí (para mí). Al menos me conformo con poderla ver de vez en cuando y volver a enriquecerme en sus calles, en el silencio que penetran cuando andas por ella en la noche, pero no te sientes sola, ¿Cuántas personas habrán pasado por allí, sintiendo lo mismo? Cádiz es mucho Cádiz, señores.

El día de mi cumpleaño suelo estar triste, espero que este sea diferente. Se me acaban los 30, quien lo diría. Y no van a terminar tan mal. ¿Verdad?
Bueno me voy hacer una tortilla de patatas y pá el tren.
Cádiz allá voy.
Familia allá voy.
Aterciopelada pallá vas y Luna móntate que te llevo. 

Read Full Post »