Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘recuerdos’ Category

375407_2669271610385_1213931509_33185228_356361283_n

Hecho mucho de menos a mis padres. Mucho muchísimo… la verdad es que siempre fui muy dependiente de ellos aunque viviera independiente.
Ahora me ocurre lo mismo, 125 km de distancia. Y siempre y para siempre será así.
Vivo donde tengo trabajo. Ahora empiezo uno que será para el resto de mi vida.
Privilegiada me puedo sentir que me hagan un contrato indefinido discontinuo.
Que también me fui de mi tierra natal porque toda ella me recordaba a la droga.
En fin… cómo hecho de menos a mis queridos padres.

Papá

Papá es una persona muy peculiar. Tiene un acento gaditano que te tienes que reir, y unas anécdotas que aunque te las cuente treinta mil veces siempre te hacen gracia.
Papá es especial, como el tuyo supongo. Pero quisiera hablarte de él. Mi padre es un ejemplo a seguir.
Tiene una fuerza de voluntad impresionante, una vitalidad, unas ganas de vivir, de superación, de amor, de todo. Por día papá es más especial.
Y siempre, siempre está a mi lado, lejos o cerca, de mí.
Todas las mañanas se sienta en una plazoletita y ahí se fuma un cigarro, mirando los ficus. Alguna vez me llama por teléfono en su ritual. Yo, su niña.
Es impresionante el coraje y el valor que le echa a la vida. Y desde hace tres años más. Creo que son tres años, no quiero contarlos, la verdad.
Recuerdo cómo comenzó todo y que cuando al fin me enteré se me cayó el mundo encima y no supe aceptar ni soportar aquello, enfermando con él, él de cáncer y yo de, no sé, ¿de la cabeza? ¿enferma de los nervios? ¿de tlp?
No supe aguantar aquello, lo miraba y lloraba, lo veía tan delgado, decaido, amarillo, no sé por qué no le eché ovarios a la cosa, si era yo la que tenía que animarlo a él, pero no, no pude y me intenté quitar la vida.
El pobre junto a mi hermano se llevaron toda una noche buscándome, ese día mi padre volvió a fumar tabaco (lo había dejado cuando se enteró que tenía cáncer) y al día siguiente o dos de esa noche, yo ingresada en la unidad de enfermos mentales y él en el hospital con una neumonía.
Esto es algo, un dolor muy hondo y hoy entre lágrimas lo he sacado de mí. Como duele joder…
El año 2011 fue el peor de nuestras vidas para ambos.
Y bueno ahí sigue con la quimioterapia. Está muy bien, ahora mismo la célula cancerígena no está, pero hay que prevenir y por eso la continuación del tratamiento.

Sé que él también me echa de menos. En Poveda me enseñaron que ya era la hora de yo cuidar de mis padres, como ellos habían hecho conmigo siempre.
Y es lo que intento, aun con la impotencia de no poder estar a su lado y al de mi madre, y mi hermano. Y mi perra. Buaaaaaaaaaaaaaaaaaa….Pero cuando estoy allí junto a ellos lo hago.

Mamá

Mamá también es una persona muy peculiar. Tiene una fuerza interior tremenda. Y una alegría, ella siempre se está riendo, y su risa es contagiosa. Tiene un humor. Y si la vieras. Es redondita y más bonita. Los ojos siempre le brillan, y tiene unos labios carnosos.
Es de temperamento fuerte, pero se le suele pasar rápido. A veces es chillona sin querer, aunque no lo reconoce. Y da amor de muchas formas. No sólo en besos y abrazos, sino también con tartas, bizcochos y muchas cosas más.
Para ella, ella es la última, que sus hijos y marido se lleven la mejor parte.

Mamá por desgracia también está enferma. Su corazón no le funciona bien. Y cada día le cuesta más respirar, andar, agacharse, hacer incluso la comida.
Es sorprendente, si te paras a mirarla y la conoces, te da pena, porque recordar lo que era y lo que es ahora mi mamá da mucha pena.
Mi padre es quien la ducha, no quiere que aun yo lo haga, le da vergüenza.
Bueno si me leyese, creo que se mosquearía, porque mamá le gusta pasar desapercibida.
Junto a mi padre también la han jubilado.
Le ha dado más de tres infartos con tan sólo 49 años. Se le ha ido la vida 2 veces, 2 veces que la han tenido que reanimar.

Los 125 km que nos separan hacen que piense mucho en ellos, y en lo que puedo estar perdiéndome, por no estar a sus lados.
No sé si es obsesión o no, pero pienso que un día se me pueden ir y…. Que me llamen para lo que nunca podré imaginar. Y duele, duele, duele, duele….

No me imagino mi vida sin mis padres. De verdad. Yo creo que yo me iría detrás de ellos. Y desde el cielo todos juntos cuidaríamos de mi hermanito chico.

Read Full Post »

482576_487063891343031_680803603_n

La verdad que nunca había visto un pene de tales dimensiones.
Fue verlo y prendarme de él, del pene digo.

Lo conocí una noche de luna llena, terminamos en un hotel de 5 estrellas comiendo pizzas, y después se convirtió la noche en una locura vivaz de saltos a lo tigre, de fogosa sensación ahí dentro, coño….

Pero al día siguiente el pene se fue, y yo ya no lo quise más, no me fuese a enganchar a él, al pene digo.

Read Full Post »

2-esto-era-la-soledad-72-771627

Siempre que pienso en el suicidio. Me viene mi padre a la mente, y quiero de la misma forma a mi madre, pero en este caso es mi padre el que se representa cuando pienso en esto, de una forma peculiar. Con una canción.

Todo comenzó cuando estaba en la comunidad de desintoxicación última, cada vez que venía a recogerme para llevarme a casa, yendo los dos en el coche sonaba: Pido la palabra de Andy y Lucas, cuando me daba cuenta estábamos cantando la misma canción juntos.

Con su móvil pasa lo mismo, tiene esta canción para cuando lo llaman por teléfono.

A veces incluso yendo en mi coche, sola, pienso en mi muerte, no sé si como algo natural o como una obsesión, y suena en la radio esta canción.

¿Por qué? Dios mío cuanto amo a mi padre, sé que soy su ojito derecho, pero cuando estoy sola, mi mente se llena de pensamientos mágicos u horribles, que son difíciles de parar….pero viene él en forma de recuerdo o canción y me cuida en la distancia.

Pero ¿Cómo?

¿Cómo explico a los míos, sobre todo a él, que me entiende y sabe más que yo, que tengo miedo, que no quiero morir, pero que tengo un presentimiento muy grande de que al final voy a hacer una locura?. Que mi destino está escrito así, y que tarde o temprano, luche o no luche, da todo igual, moriré harta y egoístamente como el cobarde de mi amigo Peque.

Read Full Post »

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Peke.

Mi amigo Peke.

Mi amigo Peke ya no está en esta vida, esta madrugada me ha escrito su hija que ha fallecido, se me cayó el mundo encima, pero cuando hablé con su sobrino esta mañana, se cayó hasta el sol.

Peke se ha suicidado. No quería vivir más. Su depresión le pudo. Y ahora me he quedado más sola de lo que estaba, porque él me quería por encima de todo, a pesar de la distancia que nos separaba. Porque él vivía en Barcelona y yo vivo en Andalucía, pero siempre estuvo atento de mí al igual que yo de él. Nuestras cartas…..

Peke fue un gran hombre. Lo conocí con sólo 14 añitos, había ido a Cádiz a pasar su última luna de miel con su ex mujer, porque se iban a separar. Y hasta el día de hoy a mis 31 años hemos estado ahí apoyándonos.

Recuerdo que lo conocí una noche, y ya en meses nunca nos separamos, hasta que se tuvo que ir de nuevo a su tierra.

Al igual que yo, siempre tuvo problemas con las drogas. Como él decía: Aterciopelada estoy picoteando de vez en cuando. Supongo que esa lucha también le pudo, como a mí a veces me ha podido.

Mis padres me han contenido hace un rato, y mi mamaita diciéndome: Ves? Ves? por qué no se pueden hacer esas cosas mi niña? Claro ella que me va a decir después de haber sufrido mis 7 intentos a la otra vida.

La última vez que lo ví fue en el 2009, julio. Fuí a Barcelona, y pasamos toda una tarde juntos entre alegrías y anécdotas. Siempre estuvimos muy unidos a pesar de las distancias y del tiempo.
Siempre nos llamábamos en las fiestas, los cumpleaños y por supuesto también esta navidad.

La noche buena como siempre le escribí deseándole lo mejor, y él al igual, lo hizo conmigo. Pero el 30 de diciembre no pudo más y se quiso marchar sin despedirse de nadie.

Y ahora me pregunto ¿Por qué no me llamó? Solía llamarme cuando estaba triste o decaido.

Se fué y no me lo puedo creer.

Hoy lo han incinerado, su sobrino me ha dicho que no sufrió que tuvo una muerte silenciosa, a base de muchas pastillas.

Y sus hijos, su abuela quieren seguir manteniendo el contacto conmigo, dicen que soy de la familia, que Peke siempre habló mucho y bien de mí. Eso me alegra, su hijo ya es un hombre, pero tengo fotos de cuando vino con su padre a Cádiz muy de niño.

Pero aquí estoy yo, mis cajas de medicamentos a mi lado, tengo ganas de irme, pero no lo haré por los que me quieren aquí en la tierra.

Pero me siento la persona más desgraciada del mundo, se me han ido ya mis dos mejores amigos, ya sólo me queda uno en la tierra. Espero saber comportarme y valorar más su amistad sin tratarlo mal.

Peke por qué lo hiciste tio? no te acuerdas cuando te escribí en noviembre y te dije vente a mi casa de Sevilla unos días conmigo, por qué Peke? tan joven que eras.

Que asco de vida. Dicen que no esté triste, que él estará siempre junto a mí, pero eso no me consuela, mi abuela, también esta en el cielo desde hace 4 años, y no la he vuelto a escuchar ni a abrazar, ni mi amigo Paco ni mi abuelo ni mi perrito Wiro. Eso duele, aunque digan que la muerte es parte de la vida, cuando alguien se te va, es un desasosiego continuo, no volveré a escuchar su risa, sus palabras, su ánimo, su todo. Nunca más. Nunca, nunca más y eso duele, duele tanto que siento que estoy rota por dentro y por fuera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y mi mama está muy malita del corazón. Mi padre con cáncer.

¿Qué pasa? ¿ nunca voy a descansar? que quiere esta puta vida que yo también me vaya?

Read Full Post »

Oir tu voz abuelita.

Hoy las nubes están llorando tu ausencia Abuela mia.

Pero que nada te hiera, sé feliz allá donde estés.

Ojalá pudiera oir tu voz empujando mi vela.

No sólo en sueños es bonito soñar.

P.D: Te amo por las alturas.

100_0700

Read Full Post »

18-10-203

Tengo que retomar el post que escribí ayer, con la idea de seguir con mi psicoterapia. Aunque siga siendo sola. Algún día volveré a un psicólogo. En mientras, he de ayudarme a mi misma así, escribiendo, porque no sé otra forma. Y afuera con todos a reir.

Son las 23:28 de la noche, necesito escribir desde lo más hondo de mi corazón.

Ser yo misma, no tener miedo y volver a encontrar la paz de mis sentimientos. Es difícil, tengo el autoestima por los suelos. Vuelvo a sentirme culpable de todo, con demasiados remordimientos. Y cada vez que me acuerdo de Poveda, la comunidad terapéutica de desintoxicación, se me saltan las lágrimas al recordar lo bien que llegué a estar allí, la de meses que estuve limpia y lo feliz que les hacía a mis padres y hermano.

Recuerdo las terapias de grupo, en las que siempre salía con el clínex destrozado pero con una sonrisa de oreja a oreja. Ver a otras personas que han salido de la droga, que están tan bien y lo pueden contar sin perder la alegría, es admirable, mucho.

Y ¿Cuántas veces me imaginé yo, que algún día estaría sentada en esa silla? No pudo ser. Y que pena me da. La vida me dió otra oportunidad y la desperdicié.

Tal vez, últimamente no escriba como hace unos meses. Volví a descontrolar el consumo del cannabis. Me confié y equivoqué. Una adicta, o ex adicta, da lo mismo, nunca podrá aprender a fumar, a beber, a esnifar, y a veces pienso incluso que nunca podrá llevar dinero encima. Pero aquí hace voz mi desesperanza, y no debo hacerle demasiado caso.

Es difícil aguantar el vacío desde que te despiertas, es muy difícil y duro. Porque si quieres salir de ahí, hay que luchar mucho, incluso, cuando crees que ya has salido, te confías, cierras los ojos y te vuelves a ver ahí dentro. Como digo es difícil y muy duro.

Yo no sé que piensa mis padres y hermano en cuánto a esto. Es un poco tema tabú. Normalmente me escuchan, y me dan ánimos cuando digo que voy a dejar los porros. Pero yasta. Cuando ven que no he podido, creo que se hacen los ciegos para no volver a sufrir.  Y me escondo en mi habitación. Y hago la vida en mi habitación.

Cuando vuelves al mundo de las drogas, te das cuenta que vuelve el aislamiento. No quieres que nadie te vea por vergüenza. Y vuelven las obsesiones. Y te vuelves a destrozar la cara y los brazos. Cuando te miras en el espejo, ya no te reconoces de nuevo.  Dejas de cuidarte en todos los aspectos. Ah y escribes caóticamente.

La cama vuelve a ser tu amiga, tu confidente, pero sabes que no te ayuda. Pero tampoco sabes cómo salir de ahí. Lo has olvidado otra vez. Y hace que te droges más. Eso sí, sólo porros… bastante es, porque no son 4 ni 6 ni 10, pierdo la cuenta.

Y tengo 31 años y siento que ya lo he vivido todo.

Bueno, cambiando de tema.

Aunque sienta que ya lo he vivido todo no deja de sorprenderme la vida.

Ayer al ver fotos de mi juventud y también, al recordar los disgustos que les dí a mi familia, hizo que escribiera como era mi vida a los 18 años.  Sin embargo no me ayudó nada “la psicoterapia”, me avergoncé de mi misma brutalmente. Pero que casualidad que hoy vi anunciado en la televisión que esta noche empezaba de nuevo el programa “Hermano Mayor”.  Lo he visto y la verdad es que es, lo que me ha impulsado a escribir de nuevo y a seguir con la psicoterapia sin sentir verguenza.

Hoy la protagonista era una chica llamada Tamara, de 24 años. Con problemas de conducta y de alcohol.

Me he visto reflejada (y no sólo por el nombre), he llorado con ella. Pobrecita pero pobrecitos también su familia.

¿Sabes Tamara? A mí también me gustaría haber tenido un hermano mayor. Que me hubiera enseñado a controlar mis emociones sin recurrir a las drogas.

……………………………………………………………

Retomo la historia de ayer. Al menos hoy me consuelo con que no he sido/soy la única chica problemática.

En nuestra furia y gritos siempre estaremos pidiendo SOS.

17 años

17 años

17-10-2013

De pronto.

17 años.

17 años.

Celebrando mis 18 años.

Celebrando mis 18 años.

De pronto tengo 18 años.

Hace unos meses me escapé de casa mis padres y he venido a vivir a Madrid sola.

Estoy dolida conmigo misma, me pregunto si la suerte me vendrá, si mis padres me perdonarán.

Trabajo de frutera, libro los domingos.

No tengo buenos amigos, sólo uno que se llama “el rallao”.

Reía por no llorar.

Reía por no llorar.

Vine aquí para estudiar teatro y no puedo, mi sueldo no me da para nada que sueñe o desee. También vine para dejar las drogas (por primera vez). Pero no puedo.

Entre semana intento controlarme, la verdad que no me da tiempo ni para drogarme. Pero los fines de semana le compro al carnicero 3 pastillas de éxtasis. Y si está mi compañero de piso me invita a Speed, y si está mi otro compañero de piso me invita a porros.

Los fines de semana siempre me quedo sola en casa, no me llega el dinero para discotecas ni bares.

P1011038Me gusta estar en mi habitación, es lo único que siento que me pertenece hoy en día. Las paredes son celestes como el cielo que un día amé. Las puertas del armario, las tengo llenas de fotos y dibujos hechos por mí, son recuerdos buenos que reviven pero que me hace añorar demasiado.

Las sábanas las compré en una tienda de veinte duros. Son rayadas, de colores lila y violeta. Cuando estoy muy colocada, las rayas se vuelven círculos, y el color violeta se convierte en rojo y me creo que me sangra la boca. También cuando estoy colocada, me creo que soy feliz. Y me dedico en mi soledad del sábado noche, a escribirles a los amigos de Cádiz. Al día siguiente esas cartas siempre terminan en la basura.

En realidad no soy feliz para nada. De un tiempo para acá, el vacío susurra demasiadas veces y la ansiedad me quita el hambre y las fuerzas.

Ultimamente sólo me alimento de bollicaos.

Me gusta estar rapada y llena de piercings. Así me siento diferente del resto.

Tengo 20 agujeros en las orejas. Cada vez que me he peleado con mi madre me he hecho uno.

Estos meses estoy sintiendo demasiada furia. No sé sacarla para afuera bien. Casi siempre haciéndome daño. A veces incluso lo hago por placer. Me golpeo la mano contra la pared hasta que ésta se me hincha. O me pellizco la cara, los brazos hasta que veo sangre. Me como las uñas tanto que tengo los dedos porrones.

Y me sigo llamando “mala”. No sólo empiezo a odiar al mundo entero, sino también los domingos. Mis domingos son algo penosos, sólo Marilyn Manson me divierte. Es un cantante.

Este día de la semana es el que tengo para dar largos paseos y desahogarme en ello.

Mi walkman es mi salva vidas. Pongo a tope a mi compi Marilyn, y comienzo a caminar dejándome llevar por la ira. Que si una patada a esta papelera de la izquierda, después la de la derecha.

Miro a la gente como un demonio. Ni siquiera ezquivo sus miradas, un día me van a matar. A veces incluso empujo al personal. Pero nunca como esas señoras en los supermercados que te dan con el carro para que te eches para un lado.

A veces también salgo los sábados por las tardes-noche a caminar, pero más bien salgo a comer. No sé hacerme la comida, nunca me dio por aprender y creo que no me gusta.

Asi que me voy al hipermercado, al pasillo de dulces y me pongo morada. El otro día me cogió un guarda. Le conté la verdad y le dí pena. Que coraje. No me gusta dar pena, me gusta que me tengan respeto.

La verdad que la mascara que me cubre, me ayuda normalmente.

tamarucha%20de%20rubia

Siento que me estoy haciendo salvaje.

Tengo otro compañero de piso que dice que mis lágrimas son de cocodrilo. ¿Qué sabrá él?

Marilyn Manson es mi único apoyo, su voz, y mira que no entiendo lo que dice, porque no tengo ni idea de ingles. No obstante me las sé de memoria y puedo hacer los mismos juegos de voz que él.

En estos momentos de vida sólo ezquivo mi corazón. Un corazón podrido, roto en mil pedazos, lleno de miedo y confusión.

No hay nada ni nadie que me pueda ayudar. Yo no pido nada. Sólo a mí, perdonarme, perdonar mi pasado y darme una oportunidad.

P1011078

Pero mañana, el día será el mismo de hoy y Marilyn me recuerda como un disco rayado, que mi sistema nervioso está caido, que probablemente tengan la culpa las drogas, y yo y yo. Por confiar un día en ellas, y apartarme de TODO lo bueno.

(Aterciopelada)

Ahora, con 31 años comprendí que la cima está ahí siempre, y contra más cerca de ella estés, más costará llegar, pero se puede llegar, lograr, alcanzar. Lo sé.

Y como me ha recordado Marilyn Manson esta noche, cuando quieres se va demasiado rápido y cuando odias siempre parece durar.

Las canciones aunque no las entiendas porque están en otro idioma, te están cantando sin saberlo tú,  lo que estás sintiendo. Y esto me ocurría a mí con este cantante. (Aunque ahora no podría escucharlo habitualmente, me da como malas vibraciones) jeje.

Aquí con 22 años, cuando comencé este blog y a luchar contra el mal, sin saberlo.

22 añitos

22 añitos

Read Full Post »

Corría la vida aquel día.

Era un 16 de agosto del 2012.

Se despertó ya sudando, pero le daba igual.

Agua en la cara, café descafeinado, tostadas integrales con margarina…

Cigarrito y a currar por unas horas.

Era la responsable de jardinería, aquel día apenas tuvo que dirigir o mandar, le daba un poco igual todo, necesitaba liberarse y pensar en si misma.

Aunque estaba deseando terminar de currar, para que empezara el concierto.

Se duchó, cantando.

Disfraz, raya de ojos, labios rojos…

Escenario.

Guitarra, batería, palmas, bajo….Cantaba llena de emoción, bailando…

En aquellos momentos no existía la vergüenza, sentía todo lo que siempre había permanecido en ella, no tuvo miedo y transmitió ganas de vivir. Y sí, aquel día, sintió que era el primero de su vida.

Qué recuerdos!!!!

poveda

 

 

POVEDA (Comunidad Terapéutica de  Desintoxicación.

Read Full Post »

Older Posts »