Feeds:
Entradas
Comentarios

Viento sin popa.

996984_607754672627072_706869489_n

Ella tenía 30 años cuando lo conoció un 14 de Febrero del 2013. Sólo con hablar con él y mirarlo supo, que calaría hondo en ella.
Empezaron los días que te levantas y lo primero que haces es mirar el móvil. Y cuando te acuestas sigue siendo tu confidente el móvil.
En la distancia comenzó una historia de amor. Los separaba 170 km y cada día más se necesitaban.
Hablaron de vivir juntos, y un día él lo dejó todo y se fue a vivir junto a ella.
Pero esta chica que no estaba bien de la cabeza no supo valorar aquello. Ella volvía a consumir hachís, y parecía que sólo le importaba aquello.
En mientras él sufría en silencio. Y cuando ella fue a pedirle perdón, él ya no estaba.
Fue ingresado en la cárcel por una tontería que hizo cuando adolescente. Pero así es de puñetera esta justicia.
Eso hace ya 8 meses.
Ayer ella le envió una carta, y al fin pudo pedirle perdón, aunque entre lágrimas, de lo que pudo ser y no fue.

Ella por supuesto soy yo, Aterciopelada.

Anuncios

Hoy me desperté con unas ganas de reír.

Hoy es de estos días que la vida parece color de rosa.

Hoy es especial. Tengo millones de razones para ser feliz. Lo tengo todo, tengo la luz, la luz que te empuja a seguir. Que a pesar de los vaivenes…sí, te empuja a seguir.

Ohhh que bonito lo que he escrito, es verdad que lo que sale del corazón nunca es ridículo.

Bueno, quería contaros que las cosas no me van mal. No quiero creer que es la medicación, quiero creer que soy yo.

Mi psiquiatra nuevo como le comenté que quería hacer, me está bajando el seroquel prolong (quetiapina) desde principios de Enero. De 400 mg, voy ya por 150 mg, y me ha puesto un medicamento nuevo que nunca antes lo había tomado. LITIO. Llevo 9 días, ya empiezo a dormir bien, desde anoche que ya tomo una pastilla entera (no está siendo fácil pero yo puedo).

Y nada más por el momento. (Me desconcentré) Ya escribiré todo lo que pienso del tema de estos medicamentos que siempre tengo que estar tomando.

Papá y Mamá.

375407_2669271610385_1213931509_33185228_356361283_n

Hecho mucho de menos a mis padres. Mucho muchísimo… la verdad es que siempre fui muy dependiente de ellos aunque viviera independiente.
Ahora me ocurre lo mismo, 125 km de distancia. Y siempre y para siempre será así.
Vivo donde tengo trabajo. Ahora empiezo uno que será para el resto de mi vida.
Privilegiada me puedo sentir que me hagan un contrato indefinido discontinuo.
Que también me fui de mi tierra natal porque toda ella me recordaba a la droga.
En fin… cómo hecho de menos a mis queridos padres.

Papá

Papá es una persona muy peculiar. Tiene un acento gaditano que te tienes que reir, y unas anécdotas que aunque te las cuente treinta mil veces siempre te hacen gracia.
Papá es especial, como el tuyo supongo. Pero quisiera hablarte de él. Mi padre es un ejemplo a seguir.
Tiene una fuerza de voluntad impresionante, una vitalidad, unas ganas de vivir, de superación, de amor, de todo. Por día papá es más especial.
Y siempre, siempre está a mi lado, lejos o cerca, de mí.
Todas las mañanas se sienta en una plazoletita y ahí se fuma un cigarro, mirando los ficus. Alguna vez me llama por teléfono en su ritual. Yo, su niña.
Es impresionante el coraje y el valor que le echa a la vida. Y desde hace tres años más. Creo que son tres años, no quiero contarlos, la verdad.
Recuerdo cómo comenzó todo y que cuando al fin me enteré se me cayó el mundo encima y no supe aceptar ni soportar aquello, enfermando con él, él de cáncer y yo de, no sé, ¿de la cabeza? ¿enferma de los nervios? ¿de tlp?
No supe aguantar aquello, lo miraba y lloraba, lo veía tan delgado, decaido, amarillo, no sé por qué no le eché ovarios a la cosa, si era yo la que tenía que animarlo a él, pero no, no pude y me intenté quitar la vida.
El pobre junto a mi hermano se llevaron toda una noche buscándome, ese día mi padre volvió a fumar tabaco (lo había dejado cuando se enteró que tenía cáncer) y al día siguiente o dos de esa noche, yo ingresada en la unidad de enfermos mentales y él en el hospital con una neumonía.
Esto es algo, un dolor muy hondo y hoy entre lágrimas lo he sacado de mí. Como duele joder…
El año 2011 fue el peor de nuestras vidas para ambos.
Y bueno ahí sigue con la quimioterapia. Está muy bien, ahora mismo la célula cancerígena no está, pero hay que prevenir y por eso la continuación del tratamiento.

Sé que él también me echa de menos. En Poveda me enseñaron que ya era la hora de yo cuidar de mis padres, como ellos habían hecho conmigo siempre.
Y es lo que intento, aun con la impotencia de no poder estar a su lado y al de mi madre, y mi hermano. Y mi perra. Buaaaaaaaaaaaaaaaaaa….Pero cuando estoy allí junto a ellos lo hago.

Mamá

Mamá también es una persona muy peculiar. Tiene una fuerza interior tremenda. Y una alegría, ella siempre se está riendo, y su risa es contagiosa. Tiene un humor. Y si la vieras. Es redondita y más bonita. Los ojos siempre le brillan, y tiene unos labios carnosos.
Es de temperamento fuerte, pero se le suele pasar rápido. A veces es chillona sin querer, aunque no lo reconoce. Y da amor de muchas formas. No sólo en besos y abrazos, sino también con tartas, bizcochos y muchas cosas más.
Para ella, ella es la última, que sus hijos y marido se lleven la mejor parte.

Mamá por desgracia también está enferma. Su corazón no le funciona bien. Y cada día le cuesta más respirar, andar, agacharse, hacer incluso la comida.
Es sorprendente, si te paras a mirarla y la conoces, te da pena, porque recordar lo que era y lo que es ahora mi mamá da mucha pena.
Mi padre es quien la ducha, no quiere que aun yo lo haga, le da vergüenza.
Bueno si me leyese, creo que se mosquearía, porque mamá le gusta pasar desapercibida.
Junto a mi padre también la han jubilado.
Le ha dado más de tres infartos con tan sólo 49 años. Se le ha ido la vida 2 veces, 2 veces que la han tenido que reanimar.

Los 125 km que nos separan hacen que piense mucho en ellos, y en lo que puedo estar perdiéndome, por no estar a sus lados.
No sé si es obsesión o no, pero pienso que un día se me pueden ir y…. Que me llamen para lo que nunca podré imaginar. Y duele, duele, duele, duele….

No me imagino mi vida sin mis padres. De verdad. Yo creo que yo me iría detrás de ellos. Y desde el cielo todos juntos cuidaríamos de mi hermanito chico.

Inacontecimientos.

72800_148597841979127_603332612_n

Ayer quedé con mi mejor amigo que hacía un par de semanas que no nos veíamos.
Por fin me desahogué con alguien y le conté todos mis últimos acontecimientos.
Mi amigo contra más le iba contando más le iba cambiando la expresión de la cara.
-Pero Paco….
– No te comprendo Aterciopelada, no sé por qué haces esas cosas, no lo sé y no lo entiendo.
-Yo tampoco me entiendo Paco, y estoy preocupada de mi misma, pero no te enfades por favor.

Después quise que la mañana se llevara nuestra conversación, y lo logré sintiéndome normal.

Un bastinazo.

482576_487063891343031_680803603_n

La verdad que nunca había visto un pene de tales dimensiones.
Fue verlo y prendarme de él, del pene digo.

Lo conocí una noche de luna llena, terminamos en un hotel de 5 estrellas comiendo pizzas, y después se convirtió la noche en una locura vivaz de saltos a lo tigre, de fogosa sensación ahí dentro, coño….

Pero al día siguiente el pene se fue, y yo ya no lo quise más, no me fuese a enganchar a él, al pene digo.

María y Juana

578070_602857423116797_1358559956_n

Tengo que escribir. Contar la enseñanza que hoy me ha ofrecido la vida.

La vida continuamente te pone a prueba, al igual que a veces cae en ti regalos del cosmos.

Hoy me propuse no volver a fumar porros, ya lo comenté en mi facebook. Y de verdad que estaba súper convencida. Pero al ir llegando a casa esta mañana, cosas de la vida, me encuentro en el suelo una bolsita llena de marihuana.

Claro, la vida dice: ¿De verdad quieres dejarlo Aterciopelada? Pues venga decide si seguir como siempre o cambiar que es tu mayor deseo.

El que me conozca bien ya puede imaginar que decidí.

Agacharme y coger la bolsa.

Me digo que tengo que escribir, pero en verdad no quiero, no me gusta escribir cuando estoy tan colocada. Porque estoy muy colocada e hiperactiva, en vez de fumarme 2 porros parece que me he metido 2 rayas de coca.

Así que definitivamente dejo de escribir.

Colocada no sirvo para nada, sólo para crear burbujas y más burbujas. Y cuando se me vaya el colocón, ya sé que el sentimiento de culpa volverá.

Pos mira, que me den. Aterciopelada vete al mismísimo carajo.

2-esto-era-la-soledad-72-771627

Siempre que pienso en el suicidio. Me viene mi padre a la mente, y quiero de la misma forma a mi madre, pero en este caso es mi padre el que se representa cuando pienso en esto, de una forma peculiar. Con una canción.

Todo comenzó cuando estaba en la comunidad de desintoxicación última, cada vez que venía a recogerme para llevarme a casa, yendo los dos en el coche sonaba: Pido la palabra de Andy y Lucas, cuando me daba cuenta estábamos cantando la misma canción juntos.

Con su móvil pasa lo mismo, tiene esta canción para cuando lo llaman por teléfono.

A veces incluso yendo en mi coche, sola, pienso en mi muerte, no sé si como algo natural o como una obsesión, y suena en la radio esta canción.

¿Por qué? Dios mío cuanto amo a mi padre, sé que soy su ojito derecho, pero cuando estoy sola, mi mente se llena de pensamientos mágicos u horribles, que son difíciles de parar….pero viene él en forma de recuerdo o canción y me cuida en la distancia.

Pero ¿Cómo?

¿Cómo explico a los míos, sobre todo a él, que me entiende y sabe más que yo, que tengo miedo, que no quiero morir, pero que tengo un presentimiento muy grande de que al final voy a hacer una locura?. Que mi destino está escrito así, y que tarde o temprano, luche o no luche, da todo igual, moriré harta y egoístamente como el cobarde de mi amigo Peque.