Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘miedo’

Llevo más de dos horas llorando como una magdalena, hacía tanto, tantísimo que no lloraba con tanto desasosiego. Y es que tengo tanto miedo de perder a mis padres. Están enfermos. 

Anuncios

Read Full Post »

No, sí, no, sí, no, sí, NO.

Un día, no muy lejano, alguien querido me dijo: Volverá, vete preparando.

No lo creí para nada, esas palabras no cabían en mi pecho.

Pues volvió, y me removió todo de mi interior, todo, todísimo…

No sé que hacer, o sí sé lo que me gustaría hacer, pero no,  tengo miedo de equivocarme de nuevo, y, no,  no puede ser aunque haya tanto amor.  Lo que  yo quiero es seguir mi vida mejor sola, aunque ahora me duela en el corazón profundamente.

Que difícil es decirle al amor que nooooooooo aunque a veces lo odie. 😦

¿?¿?¿?¿?

Read Full Post »

Sal ya de mi, ya no quiero tus alas….

Sé que el tiempo siempre correrá en mi contra,  porque yo sé que no descansaras, cuando crecen mis complejos veo tu sombra, ofreciéndome la falsa libertad….

 

Read Full Post »


En la historia de Mary
Poppins, escrita por P.L. Traves, hay una escena conmovedora en la que al
lector se le permite escuchar una conversación entre dos bebés que están en una
cuna. Los bebés, Juan y Bárbara, son muy perspicaces. Se preguntan cómo pueden,
los adultos de su entorno, no tener ciertas habilidades para darse cuenta de lo
que les rodea. Mary Poppins les informa que los adultos han sido en algún
momento capaces, al igual que los bebés, de “comprender al viento, lo que
decían los árboles y el lenguaje de las estrellas y la luz del sol”. Los
niños intentaron comprender cómo era posible que los adultos se hubiesen olvidado…
Cuando lo comprendieron, estallaron en lágrimas, porque los adultos habían
sufrido una gran pérdida: las relaciones cercanas con la naturaleza y el
mundo…
… A pesar de que sabemos que los bebés no son capaces de tener conversaciones
tan sofisticadas, P.L. Traves nos hace pensar en lo que dirían si pudiesen
articular palabras… La vida en este “estado infantil” no tiene
límites entre las personas y las cosas, tales como el viento y los pájaros, e
incluso la manta en la que duermen. El bebé, verdaderamente, no tiene
sentimiento de estado de separación. Él o ella, en realidad, es todo en uno y
ni se imagina una identidad separada.

… El “hechizo” hipnótico que permanece en los bebés está presente
en el adulto con TLP. Es como si fallase en el estadio temprano del bebé y el
“hechizo” nunca se acabase de romper del todo. Los bebés de la
historia de Mary Poppins juraron que no se olvidarían, a pesar de que ella les
dijo que sí lo harían.

Laura Paxtón
“Borderline and Beyond”


Aunque hay muchos otros ejemplos, me gusta el de Laura Paxtón para
introducir este tema. Según esta autora, podemos decir que el “hechizo
hipnótico” que permanece en los bebés está presente en el adulto con TLP.
Es como si fallase en el estadio temprano del bebé y el “hechizo”
nunca se acabase de romper del todo. Los bebés lloraban desconsoladamente por
el hecho de
saber que perderían la inmensa experiencia infantil.
Obviamente, esto nunca podría ser anticipado por un niño, pero si pudiesen
hacerlo, sería traumático.




¿Qué tiene que ver esta historia con el estado psicológico de las
personas con TLP?




Hay momentos en los que la mente de estas personas es tan vulnerable como la de
estos niños. Hay momentos en los que se apegan a un ser querido y lo ven como
una extensión de sí mismos. Por momentos, la persona “elegida” pierde
sus derechos; es simplemente un ser que responde a sus necesidades y les puede
incluso molestar que esa persona tenga vida aparte (intimidad con “otras
personas”, independencia, otras responsabilidades propias y hacia los
demás, como el trabajo, familia y amigos).




Algunas personas con TLP son propensas a vivir las experiencias de una forma
tan intensa que les pueden resultar aterradoras. Es especialmente
desconcertante para ellos, porque el resto de las personas no pueden percibir
esos pequeños detalles que ellos sí perciben. Estas “otras personas en el
mundo” no se ven motivadas en su vida adulta por necesidades infantiles,
pero algunas personas con TLP, sí.




Está claro que todo tiene su lado bueno y, al sentir “todo” de forma
tan intensa, los pequeños detalles también son muy valorados y disfrutados. La
mayoría de las personas con estas características tienen una mayor conexión con
la naturaleza y muchas de estas personas son muy perceptivas con los niños y animales,
comprendiendo lo que les pasa e identificándose con ellos con mucha facilidad
(empatía).




Sin embargo, esta “especial sensibilidad” que les puede hacer
disfrutar de las pequeñas cosas, también les puede jugar malas pasadas y hacer
que sientan cualquier situación incómoda como un ataque hacia su persona.




Hay múltiples posibilidades y factores que afectan a esta “vulnerabilidad
emocional” y que la pueden desencadenar. Además, su tendencia a percibirse
de forma negativa, en ocasiones hace que proyecten su negatividad y forma de
percibirse en los demás y que basen sus conclusiones acerca de “cómo son
percibidos” en sus propios pensamientos acerca de ellos mismos.




Es como si no supiesen quiénes son, dónde empiezan o terminan y dónde lo hacen
los demás.




También es posible que, por la propia falta de límites de la persona y en su
continua búsqueda de “algo” que
la llene o le aporte
estabilidad y seguridad, entre otras cosas, recurra al alcohol, drogas,
mantenimiento de relaciones esporádicas con otras personas y/o ponga a prueba
una y otra vez a sus seres queridos, para saber si realmente les quieren y el
sentimiento es recíproco (que actúe por impulsos basándose en un sentimiento o
emoción).
 
                                                                                Fragmento de Diamantes en Bruto II
                                                                                           Dolores Mosquera Barral
 
Me ha parecido muy interesante este tema, y es por ello que
lo he colgado.
Para la mayoría de personas que lo lean no será interesante, creo que ni llegarán hasta el final y no me puedan leer, je je, pero para mí, uy! a mí como me ha
llegado, no sabía que lo que yo sentía podía ser tan bien explicado en un solo
texto.
Yo a veces, siempre en realidad, porque me sigue pasando con
mi madre, pues soy muy dependiente de las personas que quiero mucho mucho. Siempre
que he tenido pareja he sido así con ellos, no lo podía remediar,
todo mi mundo giraba en torno a ellos, y a veces les exigía todo su tiempo para
mí, como si fuera una obligación. Y con mi madre, parece que sin ella no puedo
hacer nada, que me debe de acompañar a todos los sitios, por miedo mio a perder
el control.
También otra cosa que dice el texto, es que vivimos
intensamente y yo siempre he vivido así, relaciones muy intensas en tan poco tiempo,
y siempre como no, rodeada de drogas, por mí o por ellos.
Ahora llevo un año sin pareja y aun sigo sin estar
preparada. Tengo miedo a fallar o que me fallen a mí.
Y los detalles para mí son muy importantes, muy requete-importantes.
Como que me fijo en todo, para lo bueno como para lo malo, si estoy mal todo me
parece negativo y lo vivo intensamente, pero la parte buena de estar a veces
bien, es que esos detalles se convierten en tan enriquecedores y todo me parece
muy bonito y como no, también lo vivo intensamente. Eso sí la gente me mira raro, je je.
En realidad es que soy muy vulnerable emocionalmente, y me
ocurre que proyecto en las personas mis cosas malas, como también me pasa
cuando estoy bien que todo el mundo me parece maravilloso y perfecto, y eso es,
porque proyecto lo bueno mio en los demás.
Y claro esto me atormenta porque es como si no supiese quién
soy, y pareciera como si sintiese despersonalización, o es que és eso.
Y el final como no, “algo” que me llene o me aporte
estabilidad y seguridad, recurro a las drogas y con las personas que quiero
mucho mucho, como a mi último ex, lo ponía a prueba una y otra vez para saber
si realmente me quería.
Que mala soy, por dios. No me parece justo ser así, pero por
culpa de este trastorno todo lo vivo intensamente y tengo tan baja el
autoestima que a veces sin querer juego con las personas.
Pues sí que me ha hecho pensar este texto.
Al menos me alegro de darme cuenta de mis fallos, porque por ello puedo seguir
luchando. Y bueno seguir conociendome. 
 

 

Read Full Post »

Érase una vez esta historia que voy a relataros, en una dulce morada , pegadita al mar, adonde solo en ese lugar se podía contemplar el mas allá, adonde todos los sueños valían y adonde iban los habitantes de aquel pueblo a buscarse el pan de cada día.
Había allí una mujer que todos adoraban y en cierta forma también le tenían mucha lástima, porque la vieron crecer, la vieron feliz y ahora la ven loca, loca por la vida.
Era una persona que todos creían conocerla, aunque ninguno consiguió volver hablar con ella, nunca les volvió una palabra. Sólo miraba, miraba al horizonte y a menudo arrancaba a gritos una risa infantil.
Cuentan en el pueblo que de pequeña siempre estaba corriendo y saltando feliz, que cantaba para todos y miraba de verdad. Que se pasaba el día ayudando a su madre en los quehaceres de la casa, y cuando no, se la encontraban en una duna frente por frente del faro que iluminaba a los veleros, siempre leyendo, cuentan que llevaba consigo todo el rato un cuadernillo verde y un lápiz.
A veces si no estaba en la playa, se iba al campo, se entretenía recogiendo hojas del suelo, y hacía muñequitos de mil colores.
Se le veía muy inquieta y todos opinaban que no tardaría mucho en volar.
Y así fue como ocurrió, un día llegó a casa distinta, sus ojos reflejaban una enorme tristeza. Su madre le preguntó que le ocurría y ella rompió a llantos; y entre lágrima y lágrima le dijo que no era feliz y que necesitaba irse de allí, quería conocer el mundo, porque todo no era aquello ni mucho menos, y que ella necesitaba algo que no estaba allí, que la admiraba a ella ( su madre) por lo buena que era, por lo trabajadora, por sacar a la familia adelante, le daba gracias a su padre por haberle traido día a día la comida y la lucha que llevaban porque todo saliera bien. Ella pensaba que sus padres ya les iba siendo hora de que dejaran el trabajo, y se sentía como que molestaba, que ya tenía edad de buscarse las papas sola.
Y se fué.
 Se fue a una ciudad muy grande, y mirara a donde mirara solo se veían casas y bloques de 10 y mas pisos. Había gente por todos lados, andando deprisa a lugares inexplicables por aquella velocidad; el cielo siempre estaba un poco oscuro y nunca olía a salitre, cuando le dijeron que en ese lugar no había playa ni mar, echó un suspiro, pero siguió.
Pero nunca se acostumbro aquello, y pasó tiempo y le parecía demasiado todo, se sentía minúscula, aprisionada, y pasó algo, cogió tanto miedo que volvió a su pueblo.
Desde entonces y eso hace ya 30 años, está triste, no habla, no sonríe a nadie, y está sola en su casa, sola y su soledad la que le da algo que nadie comprende, y nadie sabe…. 
 Ella así es segura, así puede soñar de verdad y encima de la duna soñar con un lugar que nadie conoce, pero que ella ve allí, en el más allá, donde el silencio reina por todos lados y adonde solo hay belleza interior y exterior, donde no hace falta luchar ni pelear, ni robar ni mentir, ni sufrir, donde allí ella seguro que puede ser tal como es y volar como los pájaros cuando quiera sin estar amarrada a nada, pero algo le amarra a su vida, a esta. Y no puede salir de allí porque el mar, los recuerdos de niña, los árboles, el olor a fresco, el miedo, la inseguridad le dicen que esta cerca de su casita ese lugar, pero ella no sabe que sólo es un sueño muy grande y que lo que tiene delante es lo que importa, que todo no es soñar ,que también hay que vivir para poder ser feliz.
Ahí va sola, meciéndose a cada paso, riéndose para si y para nadie más y con los ojos siempre abiertos, esquivando a todos incluso a su mundo, buscando aquello que ella sólo vé.
– Quisiera ayudarla pero estoy tan insegura que como le digo que se equivoca, si yo tengo otra realidad y para mí la mía es verdadera, que la de todos es una mentira, que están ahí manipulándolo todo , y yo quiero ayudarla ,que la comprendo que yo sueño también con cosas preciosas pero tenemos  miedo, y tengo tanto miedo de su reacción, y del mundo hacía mí, porque yo no estoy loca, y ella tampoco y cuando yo le diga que me siga,….porque yo la conozco ,yo la siento, y siento que me voy con ella por momentos ,sin que ella lo sepa y me arrastro con ella, y sólo quiero estar allí, esto tampoco me importa, aquí nada vale y la hipocresía, las mentiras y la envidia, Diosss que veo? que bonito, allí sí, lo ves? sí, que silencio, que paz, maravillas, es verdad existe, miralooooo, jejejejejejejejejeje, a la mierda esto, aquello es mejor, jejejejejejej…. 
Otra vez…..

 

Read Full Post »