Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 enero 2010

Cada día me cuesta más.

Vacío allá donde vaya.
donde vaya.
El miedo existe.
Perciste.
Voy buscando y
Entre constumbres
Voy luchando.
Crucigramas, tebeos,
Café, cigarros,
Siempre en la cama.
Ya nada me divierte
Sólo verte.
Pero el amor es imposible
Cuando de situaciones se rinde.
Me lo quito de la cabeza,
Otra vez,
Y pienso en otra cosa.
Y donde vaya, vaya
El miedo vuelve, reboza.
Teniéndome aquí,
Escondida,
Sin hacer ruido,
Encogida, ida,
Ida ida ida.

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Como cuando cambias de casa porque estás solo
como cuando nunca llega ni una absolución
como cuando adonde vas nunca encuentras luz
como cuando cualquiera hable: siempre una voz.
Necesitas, necesitas estar triste
lo quieres tú pero el error no existe
Solo existe algunas noches
y falla solo quien quiere.
Y adonde vaya, adonde vaya
sé que este miedo volverá mañana, mañana
y adonde vayas, donde estés
quédate fuerte, abraza tus “porqués”
porque el miedo no existe
y los errores no existen
porque quien odia puede fingir
solo para verte llorar
más yo te amaré
Como cuando por dolor giras el mundo
como cuando si me miras: no respondo
como cuando vives solo en tus recuerdos
como cuando miras solo tus defectos
y cuando nada y cuando nadie ya te ofende
es el momento en el que verdaderamente
eres “tú” por lo que eres
y mirándote te quieres…
Y adonde vaya, adonde vaya
sé que este miedo volverá mañana, mañana
y adonde vayas, donde estés
quédate fuerte, abraza tus “porqués”
porque el miedo no existe
y los errores no existen
porque quien odia puede fingir
solo para verte llorar
A veces quieres un par de alas
a veces las cosas más terrenas
a veces llegas al espacio
a veces te gana el silencio
y te amaré mañana y mas allá
más que cualquier persona te amará
ahora no me importa fingir
mi mirada la sabes leer
hay cosas que no sabes esconder
hay cosas tuyas por las que no sé llorar
ojalá yo supiera perder
sin rendirme una y otra vez
pero el miedo no existe

Read Full Post »

 

No me encuentro muy bien que digamos pero intento calmarme
con buenos pensamientos.
Estoy apenas sin fuerzas por culpa de la ansiedad, pero ayer
necesitaba andar e ir a casa de mi abuela Ana, a ver a mi tía Paqui, no sé,
necesitaba verla y sentirla, a ver como se sentía en estos días de invierno.
Me gustó estar con ella, aunque por dentro tenía unos
nervios, los que llevo últimamente que no me dejan. Pero ahí estaba yo,
aguantando el tipo.
Después me fui otra vez a caminar con la perra, es lo bueno
de tener animales, que vas andando y te sientes acompañada.
Todo esto fue un logro porque ultimamente me cuesta la misma
vida salir a la calle, pero ayer tenía tantas ansias, que caminar me
reconfortaba. No iba sintiendo nada, simplemente mirando los edificios, la
gente al pasar, los coches, mi perra oliendo esto o aquello, y así iba e iba,
hasta que me senté en la plazoleta, no tenía ganas de ir aun para la casa.
Y como no tenía ganas de estar sola, le mandé un mensaje a
mi amiga Mariám y llamé a mi amigo Peque que hacía mucho tiempo que no hablaba
con él, lo encontré bien aunque me dijo que se estaba pegando unos “tiros”,
vamos, que estaba fumando caballo.
No supe que decirle, lo dejé hablar,  me daba reparo decirle algo malo, ponerlo
triste. Sé que cuando se está morado, si te dicen cosas malas, es peor. Y no
quisiera que se sitiera vulnerable por mi culpa.
Así que lo acompañé durante media hora, porque al final él
se sentía más solo que yo. Se encontraba en una casa abandonada y él sólo
¿abandonado también? No quisiera yo.
Ojala viviera en mi tierra, que juntos nos íbamos ayudar.
Pero lo tengo tan lejos, que pena.
Después subí para casa y me metí en la habitación, encendí
la tele y el ordenador. Leí los blog de mis amigos, me fumé unos cuantos
porritos y me acosté alas 12.
Esta mañana me he levantado muy tarde, a las 2 por lo menos.
Duermo mucho desde que no trabajo, mañana quiero ir al hospital y poner
carteles, que he hecho, para poder trabajar cuidando enfermos. También he hecho
unas tarjetitas para poder dejarlas por las farmacias, peluquerías, almacenes,
cerca de los hospitales.
Iba a ir hoy, aunque al final no me he enterado del
despertador, para variar, no sé si soy yo, o es el móvil que no suena. Y bueno
he visto el día tan lluvioso que me he rajado al final.
Y nada ahora me encuentro, pfff, super aburrida, no sé que
hacer, no tengo hobbys, no me gusta ver la tele, no me apetece leer ni dibujar.
No llueve pero el miedo volvió a respaldarse en mí.
Hoy no es un día como ayer, hoy no me siento fuerte. Hoy no
me sentiría capacitada de hablar con nadie ni de ir a ver a alguien.
He desperdiciado el día de hoy, pero así llevo unos cuantos,
lo de ayer fue una excepción.
Creo que estoy deprimida, pero si me hablas no me lo notarías,
aunque llevo un vacío. ¿Cómo me puedo despertar tan tarde, cómo puedo dormir
tanto? No me entiendo.
Son las 6, voy ha hacer algo, venga! Me voy a duchar, me voy
a peinar, voy a bajar a la calle y voy a pasear. Yasta! Eso haré, aunque me va
a costar, espero que sea como el día de ayer.
Que de tonterías acabo de escribir, pero es que últimamente no
tengo nada que contar, no me pasa nada y sin embargo me ocurre de todo que para
qué escribir. Mejor cuando esté de ánimos o me haya pasado algo bonito.
 
 
Donde está mi armadura?
Donde está mi fuerza?
Donde está mi juventud?.
Donde mi esperanza.
Dónde está mi voluntad?
Donde está mi ceguera?
Donde está el veneno?
Donde me cubre
Pero hay luz, que volverá a guiarme.
Y las preguntas se convertirán en
Libertad, en abundancia en mi alma,
Creciendo y cobijándome.
 

 

Read Full Post »

 

Esta noche he tenido una pesadilla.
Me peleaba con alguien importante en mi vida. Aun así me he
levantado bien, con ganas y ánimos. Pero sin pensarlo, la ansiedad me ha
tomado. Me ha cogido el pecho, agarrándolo fuerte, y me aprisiona el corazón
casi sin dejarme respirar.
Los pensamientos se entrecruzan unos con otros, no puedo llegar
a pensar con tranquilidad. Las manos me tiemblan. Y la cara está medio cogida. Ahora
vuelvo a tener miedo de que me posea y llegue a perder el control.
El estomago está medio vacío aunque suena como si dentro
hubieran mil demonios, tengo nauseas.
Pero ya me he tomado toda la medicación con un yogurt, el
antidepresivo, el neuro-epiléptico (que es para mis impulsos y el dolor
emocional) y el ansiolítico.
Supongo que dentro de poco ya me sentiré mejor, pero noto
que cada vez más tarda el tranquilizante en hacerme efecto, creo que me estoy acostumbrando
a ellos.
Ya las pastillas para dormir tampoco me hacen efecto, antes
me tomaba media y me sentía como una drogadicta cuando tiene los ojos medio
caidos, que le cuesta hasta hablar y moverse, pero ahora no me hace ese efecto,
y al contrario, me acuesto nerviosa y me llevo horas mirando el techo, lo que
me crea muchos pensamientos y me impiden más dormir.
No sé que me está pasando, llevo unos meses, siempre igual. Pensaba
que era el trabajo que tenía lo que me creaba la ansiedad, pero ahora que no
estoy trabajando también sigue estos nervios.
No entiendo qué me ocurre, pero no me voy a desesperar. Ya
se irá como otras veces se fue.
Y mi vida volverá a ser normal. ¡Cuánto lo deseo!.
Sin temores, sin suspiros, sin llantos, sólo deseos, fuerza,
voluntad.
Y que vuelva la luz a encenderse, la que llevamos adentro, ¡Cuánto
lo deseo!
No voy a desvanecer, voy a seguir luchando, porque no habrá
nadie ni nada que pueda más conmigo, nada, nada, nada, nada, nada, nada, nada,
nada….nada.
Esta montaña rusa parará, y el pánico y la ansiedad callarán.
Volveré a salir a la calle tan normal, y nadie me verá mal,
con la cara cogida ni con la angustia acumulada. Podré comunicarme de nuevo con
el mundo exterior. Pero en mientras debo permanecer en casa, hasta que no se
pase todo esto que me está poseyendo.
 
 
Cuanto más me sujeta más miedo tengo de caer.
Ansiedad.
Líbrate de mí,
Posee otra alma abandonada.
Porque conmigo ya no puedes, aunque
Me creas malestar, pero tus ansias,
Me crean vida, para seguir adelante.
No podrás conmigo,
Ya te conozco y sé que tarde o temprano
Te irás, y dejarás mi corazón quieto.
Pero, ¿por qué volverás con tu circulo, de
Cuanto más me sujeta más miedo tengo de caer?
¿Por qué, por qué, por qué…?

 

Read Full Post »

Hoy

  

Tengo tres malditos tranquilizantes en mi cuerpo, 1 gramo y medio de
tranquimazín, y ahora, es cuando puedo escribir claro y alto, para poderme
entender y que me entiendan.
Ahora me siento fuerte pero muy harta.
Es lo que ocurre cuando una tiene un trastorno severo de
ansiedad, agravado por una enfermedad llamada TLP, trastorno límite de la
personalidad, es la enfermedad de las emociones y los sentimientos a flor de
piel siempre, dicen que es el dolor más inmenso.
http://www.universotlp.com/queesvivirallimite.html
, aquí viene bien explicado.
Tengo que agradecer los comentarios que me dejais, porque
realmente me refuerzan bastante.
Y aquí estoy de nuevo, escribiendo para vosotros y para mí. Siempre
necesitaré contar lo que siento, lo que me sucede en algunos momentos, las
cosas que he hecho, mis avances, mis miedos, las dudas, porque tengo muchas
dudas y normalmente no encuentro respuestas a esas dudas, podría apoyarme en
muchas personas pero mis miedos, mis pequeños y lánguidos traumas me lo
impiden, y esto me desanima aun mucho más. Me hace sentirme incapaz de tener
una relación de una forma sana.
Hoy me detuve a pensar en mi vida, todas las cosas que me han ido ocurriendo y he podido salir de ellas, pero son tantas cosas las que han sucedido que me resulta ilogico a la vez que extraño.
He tenido procesos de bulimia. He estado enganchada a unas
cuantas drogas, he estado internada en un centro de desintoxicación, llevo dos
lavados de estómago, tres veces ingresada en una unidad de psiquiatría, tres intentos de suicidio.
Todo esto, ya lo he superado, todo, o medio todo, porque hay
cosas que aun están muy presentes, pero puedo decir que lo peor ya pasó.
Siempre he vivido muy locamente por eso un día la vida me
dio la espalda, por todas las cosas malas que hice, aunque siempre sin quererle
hacer daño a nadie, sólo a mí, pero me fui matando poco a poco.
Aun así no me arrepiento de la vida que he llevado, porque normalmente he luchado con todas mis fuerzas, y aunque mis impulsos o
emociones me han fallado muchas otras he logrado salir por mi misma.
Hay que luchar mucho para superar esto, y yo si por lo menos
no tuviera la ansiedad; sin embargo la ansiedad me la creo yo en mi cabecita,
por todos los pensamientos que van dejando sitio en mi cabeza sin tener tiempo
ni la calma de pararme a pensar claro. Un día hablaré de lo que me hace sentir
ella, la ansiedad.
Y sí algún día consigo superar todo lo que he vivido juro que escribiré un libro (es uno de mis sueños) para decirle al mundo entero que de esto se sale, luchando pero se sale, y eso es lo que estoy haciendo luchar, aunque a veces tenga que coger de los tranquilizantes, pero así mi mente y mi cuerpo están relajados y ya lo que viene, viene mejor.
Espero que no os ahuyente con mi historia personal. Pero a partir de ahora iré contando todo lo que voy a luchar, y que voy a dejar los porros, porque si la condena es enorme, el peso que me provoca esto la hace peor.
Sabeis? tengo esperanza en que las cosas van a ir mejor, pero no sé si digo esto porque tengo los tranquilizantes en mi cuerpo más 6 porros. Tal vez percibo las cosas como no son, ahora no lo sé.
Mañana cuando me lea lo sabré, mañana.
 

Read Full Post »

Necesito ayuda, necesito a mis amigos de antes, para que me ayuden a caminar. No puedo andar sóla. No puedo. Siento mucho miedo y desamparo. Me siento angustiada la mayor parte del día, suspirando que me traen el llanto. Y no puedo, no puedo, no puedo, no puedo, no puedo….
Tengo muchos pensamientos malos que me envenenan, ¿como librarme de esta condena?
Luz, luz guiame de nuevo.

 

Read Full Post »

Ayer me llamó la madre de Paco, sonó dos veces el teléfono
pero no me atreví a cogerlo, al rato un sentimiento malo, un remordimiento
profundo me llenó y fui hacia el móvil. La
llamé. Y como yo sabía me dio una mala noticia.
-María, ¿cómo estás?-
-Te he llamado pero no me lo cogías-.
– No es que estaba en la ducha- le contesté, -pero ¿cómo
estás?-.
-Pues mira hace dos días se me murió mi hermano, ¿te
acuerdas de él? Mi hermano pequeño.
-Sí el que iba a ver a Paco al hospital.-
-Ese, de un derrame celebrar, como mi otro hermano, y
estoy,  todo son problemas…
Y se desahogó, como conmigo hacía Paco.
Entonces me nutrí de un poder, pero me alimenté de tristeza,
al recordar cuanto sufría Paco por su familia. Y yo siempre le alentaba su
pena, su impotencia.
Nacieron desgraciados, incluso Paco, él mismo lo decía, todo
eran males y males, enfermedades…
Y era verdad, aun así yo sabía ayudarlo, alegrarlo…y ayer
con su madre volví a  hacerlo.
Su tío. Bueno allí junto estarán, disfrutando ahora de todo
lo que con el tiempo se perdió.
Al rato, de estar conversando, porque hablamos mucho, me
pidió disculpas por haber pensado mal de mi, en un momento de nuestras vidas.
Un libro de flores, un libro que Paco le tenía mucho cariño.
Y se perdió pensado ella que me lo había quedado yo, y llegó Paco a creer lo mismo.
Yo no me preocupé tenía la conciencia tranquila de que yo ese libro no había
entrado en mi casa.
Y ayer me dijo que lo encontró, que estaba en el armario de
Paco.
No me importó. Pero en lo primero que pensé fue en lo que mi
abuela me hubiera dicho. El tiempo pone las cosas en su lugar.
También me dijo dos veces que me quería, me acaricio el
corazón, y nos despedimos.
La madre de Paco siempre la querré porque a pesar de que me
hiciera daño en un momento de nuestra vida, por no avisarme de que mi mejor
amigo al que yo cuidaba desde hacía mucho había muerto. Sin poderme despedir de
él.
Pero eso ya lo tengo medio olvidado, lo que importa es el
presente y sé que Paco está con nosotras, y él tiene a mi perrito Wiro, que
murió el año pasado por culpa mia, de no prestarle atención y lo atropellaron
1000 coches por la autovía. Pero él lo tiene como yo tengo a su perrita Luna.
Siento una luz dentro mía, y si puedo voy a ayudar a esta
mujer porque es la que engendró a la persona más buena que he conocido en esta
vida.

Read Full Post »

Older Posts »