Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Relatos inventados por mí.’ Category

Yo estoy muy bien ultimamente, desde que me bajaron la medicación, no sé, estoy bien con el litio. Pero ahora, yo, recuerdo, por qué salgo tan poco. Porque cuando salgo la lio, me encanta hacer locuras, me encanta el riesgo, la velocidad no.

Y bueno, ayer, salí y conocí a un chico, qué….

No sé, es verdad que la edad te da grados de experiencia. Pero es curioso que ahora que tengo 31 años, esté descubriendo cosas nuevas en mí.

Nos conocimos, cenamos juntos, y no pudimos. Terminamos en un hotel.

Ya sé que no está bien llevarte a la cama la primera noche a un chico. Pero es que, pffffff. Será la lívido? La bajada de medicación? O seré yo?

Las mujeres somos privilegiadas con el cuerpo que tenemos… tenemos millones de zonas tan sensibles como el alma. Y podemos sentir diferentes clases de placer en un sólo momento.

El chico la verdad es que me sorprendió bastante como actuaba, y lo que me gustó es que era como yo, la verdad que nos pareciamos en algunas cosas y nos dimos cariño, mucho, muchísimo, hicimos el amor. Una, dos, tres…perdí la cuenta.

Me llevó al éxtasis, me hizo algo que nunca antes yo había sido capaz de hacer, pensando que me podría orinar, y ayer él me explicó, me enseñó, me hizo, me ayudó tanto a dejarme llevar, que descubrí junto a él el squirt, el chorro del placer.

Flipé, llegué a la luna, y cuando la miré me sentí como ella, llena, pero no sólo una vez, sino muchas.

Anuncios

Read Full Post »

185117_407999699242354_1891637895_n

El otro día tuve que sacar mi metralleta, lleva ya varios días disparando. Los estoy acribillando de uno en uno, sin piedad ninguna.
Es que cuando una no tiene pareja, le salen “príncipes” verdes por todos lados.
No digo que todos los príncipes sean iguales. Pero por dios, me toca a mí todos los sátiros, salidos que no piensan más que con la cabeza de abajo.
Son muy listos los de esta estirpe.
Tan dulces y atentos al principio, que si dame un abrazo, un beso, ¿quieres otro refresco? mírame fijamente, me encantan tus ojos…. ¿quieres venir a mi casa? Pommm del tirón.
Rompieron el encanto.
Y es que el otro día tuve ya que contar a cuantos iba a acribillar.
Van cayendo como piezas de ajedrez. Y me siento na mar de tranquila.
A follar a otro corral, que en mi coño y moño mando yo.

Esta es una de tantas historias con ranas, uy! que diga, príncipes.

(Aterciopelada)

Read Full Post »

996984_607754672627072_706869489_n

Ella tenía 30 años cuando lo conoció un 14 de Febrero del 2013. Sólo con hablar con él y mirarlo supo, que calaría hondo en ella.
Empezaron los días que te levantas y lo primero que haces es mirar el móvil. Y cuando te acuestas sigue siendo tu confidente el móvil.
En la distancia comenzó una historia de amor. Los separaba 170 km y cada día más se necesitaban.
Hablaron de vivir juntos, y un día él lo dejó todo y se fue a vivir junto a ella.
Pero esta chica que no estaba bien de la cabeza no supo valorar aquello. Ella volvía a consumir hachís, y parecía que sólo le importaba aquello.
En mientras él sufría en silencio. Y cuando ella fue a pedirle perdón, él ya no estaba.
Fue ingresado en la cárcel por una tontería que hizo cuando adolescente. Pero así es de puñetera esta justicia.
Eso hace ya 8 meses.
Ayer ella le envió una carta, y al fin pudo pedirle perdón, aunque entre lágrimas, de lo que pudo ser y no fue.

Ella por supuesto soy yo, Aterciopelada.

Read Full Post »

72800_148597841979127_603332612_n

Ayer quedé con mi mejor amigo que hacía un par de semanas que no nos veíamos.
Por fin me desahogué con alguien y le conté todos mis últimos acontecimientos.
Mi amigo contra más le iba contando más le iba cambiando la expresión de la cara.
-Pero Paco….
– No te comprendo Aterciopelada, no sé por qué haces esas cosas, no lo sé y no lo entiendo.
-Yo tampoco me entiendo Paco, y estoy preocupada de mi misma, pero no te enfades por favor.

Después quise que la mañana se llevara nuestra conversación, y lo logré sintiéndome normal.

Read Full Post »

482576_487063891343031_680803603_n

La verdad que nunca había visto un pene de tales dimensiones.
Fue verlo y prendarme de él, del pene digo.

Lo conocí una noche de luna llena, terminamos en un hotel de 5 estrellas comiendo pizzas, y después se convirtió la noche en una locura vivaz de saltos a lo tigre, de fogosa sensación ahí dentro, coño….

Pero al día siguiente el pene se fue, y yo ya no lo quise más, no me fuese a enganchar a él, al pene digo.

Read Full Post »

-¿Cuándo dejaste de ser cariñosa? ¿Alguna vez lo fuiste?

-Sí. Hace mucho.
Pero ya no recuerdo demasiado. Incluso si cierro los ojos me pierdo en el tiempo.
Lo que sé, es que cuaquier contacto físico me pone en alerta. Y no quiero que me toquen.
Tal vez porque pienso que no merezco cariño ni amor, o ta vez porque soy una arisca de mierda.

-Tal vez es que cuando necesitaste cariño, no lo tuviste por más que lo pedías, y esa sed de amor la llenaste con drogas.
Es duro, pero en tí está el cambio, porque tú vales, aunque ayer, hoy y todos los días no lo creas.

-Vale, pero no te atrevas a decir que me quieres, ni me toques, por favor.

Read Full Post »

ira1

-Estoy cansada de chillar.

Cansada de chillar y que nadie te escuche sin que piense: Esta está loca.

Le chillas a tu familia, al gato, al televisor, al del coche que se te atraviesa, a la vecina que no recoge las cacas de sus animales, al del bar por no recoger los vasos sucios, al que aparca donde caben dos coches, grrrrrrrrrrr… chillar, chillar, chillar, que fácil es chillar y que malo es para la salud.

Y esta “loca” que escribe, con 47 años ya, abandonada por su marido, por sus hijos, por sus amigos y sobre todo abandonada por si misma….ESTÁ HARTA DE CHILLAR.

Es difícil levantarse de la cama, cuando nadie en el mundo te acompaña ya.

¿Mala de los nervios? Eso dicen. Es tan fácil decirlo y tan difícil entenderlo.

Y te ahogas, te ahogas, te ahogas, y chillas, chillas, chillas.

Entras en trance, te sale fuego por la boca, por supuesto todo lo quemas, y sigues chillando hasta quedarte afónica, pero sigues, sigues. Porque en el fondo es tu única manera que queda de protegerte. Y te duele la cabeza, la garganta, los muslos de golpeártelos, los nudillos de la mano al hablar con la pared. Y la cara, tu cara desencajada, los ojos, tus ojos como platos, y lágrimas, lágrimas que caen como una tormenta que te coge de improviso y te moja toda, al descubierto, quedándote al descubierto, y lo único que queda entre tanto caos, es un corazón lastimado, tu corazón que ya no quiere sentir, para no chillar.

Cansada de chillar, de chillar mucho. De que toda esa rabia que creció en ti sin saberlo, haya hecho que mande en tu vida y que consiga que estés sola, sola contigo misma, tu peor enemiga, y vuelves a chillar, a chillar pero ya estás sola. Ya todo el mundo se cansó de ti, hasta tú misma.

Y chillas, chillas, chillas sola, pensando que el Nembutal es la única solución que ya sólo te queda.

Corres, corres….

Mientras te lo bebes no sabes si morirás, pero lo que sabes y sientes es que ya no puedes chillar, pero tampoco hablar, ni susurrar, ni pedir ayuda, ni nada.

Adiós.

(Aterciopelada)

Read Full Post »

Older Posts »