Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 abril 2009

La humildad picha.

Anoche estaba viendo emails como aconstumbro hacer, cuando leí uno que me llegó un montón.
Voy a escribir la historia porque creo que es muy bonita y acertada, espero que os guste como a mí.
Iba por el campo con mi padre, cuando de pronto en una curva se para, formándose un pequeño silencio y me pregunta:
“Hijo además del cantar de los pájaros, ¿escuchas algo más?.”
Agudicé mis oidos y al cabo de algunos segundos le respondí:
“Padre estoy escuchando el ruido de una carreta…”
“Eso es” – dijo mi padre – “es una carreta vacía.”
Le pregunté como sabía que era una carreta vacía sin aun no la veiamos.
Entonces mi padre respondió:
“Es muy fácil saber cuando una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.”
Me convertí en adulto y hasta hoy, cuando noto a una persona hablar demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la impresión de oir la voz de mi padre diciendo:
“Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.”
La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirles a los demás descubrirlas.
Recuerden que existen personas tan pobres que lo único que tienen es dinero.
Nadie está más vacio, que aquel que está lleno del “Yo mismo”.
Seamos lluvia serena y mansa que llega profundamente a las raices, en silencio, nutriendo.
Y digo yo, la humildad es algo que  a mucha gente les falta y a otras les sobra. ¿Habrá personas que estén en un punto medio? No lo sé, lo que sé es que me encanta conocer a personas que me enseñen sobre la vida, que me transmitan esa fuerza que poseen. Personas que no hablan por hablar, personas que callan sabiendo callar. Personas sabias y eficaces.
Muchas veces me he encontrado con gente que no dejan hablar, que se creen que son el centro del mundo, y sus palabras, sus movimientos te aprisionan tus labios, tus manos para poder expresarte. Es angustioso cuando se está con gente así.
Hoy en día entiendo porque mi madre no me dejaba decir a las personas: gente.
Dice que la gente son los escarabajos. Le he preguntado muchísimas veces por qué eso, pero nunca ha sabido darme una respuesta, al contrario se la voy a tener que dar yo, que entienda porque su madre, mi abuela no le gustaba que a las personas se le dijera gente, porque las personas son muy valiosas, la gente son los escarabajos, el tumulto, los que van a lo suyo sin humildad, sin empatizar con nadie, presumiendo de lo que no tienen, eogistas y oscuros.
A veces me pregunto si estás personas tendrán conciencia de lo que hacen mal o bien. Si sienten remordimientos cuando hacen daño, cuando lastiman sin compasión, porque son perversos pero ¿lo sabrán? ¿querrán cambiar? no lo sé.
Yo creo que a mí me sobra demasiada humildad, esto no está bien, tengo que pensar un poquito más en mi  y cuando alguien me moleste decirle con muy buenas palabras que me marcho. Porque es que me comen, se llevan toda mi energía y después me siento una mierda.
Cuanto se aprende viviendo, y contra más aprendo más me doy cuenta que no se nada, pero el gusto que da saber de la vida, la que me enseña muchas veces que siempre seremos a fin de cuentas, todos malos agunas veces y buenas otras. Y el daño se va rectificando, porque rectificar es cosa de sabio jajaja…

Read Full Post »

Detrás están, no me miran, no me sienten.

Están riendo, que felices se les ve.

Me alegro.

Yo, yo soy una cobarde,

Se me cerró un día el cielo, y miro tras del suelo.

Me siento sola, pasa la gente, pasan las horas.

Vivo en una cárcel que yo misma creé.

No quiero remover el viento, ni remover más adentro.

Quiero dejar de pensar, de sentir por un momento.

 

Read Full Post »

Hoy no brillaban los ojos de la abuela. Estaba triste, muy pensativa, nunca la había visto tan apagada como hoy. Nunca, y apagada, sin fuerzas ni energía, apagada casi sin vida.
Que triste es todo esto, que triste es a veces la vida, y que injusta y puñetera es también a veces.
No puedo hacer nada por remediar la situación, sólo reir aunque no tenga ganas y demostrarle a la abuela que la quiero, la queremos toda la familia mucho. 
Estoy triste, pero no me culpo por ello, tengo toda la razón del mundo para sentirme así, también es ley de vida lo que me pasa, lo que nos pasó y pasará.
Te quiero abuela, te deseo desde este rincón las buenas noches, que sueñes cosas bonitas y que no te duela nada. Siempre te cuidaremos.

 

Read Full Post »

          Querido refugio, te hecho de menos. Tengo tantas cosas que contarte que no se por donde empezar.

Llevo unos días estable, sin embargo siento que puedo explotar en cualquier momento, en mi interior hay como una especie de desazón y ansias que me tambalean bastante. Tengo así un poquito de miedo, tengo miedo de mis reacciones inoportunas. Espero que tarden en llegar, porque se que llegar tienen que llegar.

Anoche salí y antes de ayer, estos días me lo he pasado muy bien, sin embargo ayer fue un día raro, raro porque durante dos o tres días el sol resplandecía mi corazón y ahora es la lluvia quien lo hace y me trae recuerdos que me hacen ponerme muy nostálgica.

Ayer no llovía aun, pero mi corazón lo presentía. Estaba muy pensativa y escudriñando todo lo de mi alrededor. Los amigos me decían que estaba muy callada y en mi mundo, efectivamente estaba en mi mundo, en mi cabeza pasaban como relámpagos los pensamientos turbios, y los recuerdos tan fuertes que paralizaban mis labios.

Hechaba de menos a algunos amigos que tengo lejos o ya no están, realmente ellos sí son buenos amigos y están siempre ahí.

Nadie se daba cuenta de cómo me sentía pero y ¿si también a los demás les pasaba algo y yo no me daba cuenta?, puede ser pero no creo, no paraban de hablar y reir.

Había una pareja que se notaba un montón que se querían, no paraban de darse besos y se abrazaban aterciopeladamente, yo los observaba sin ellos percatarse de mi acto. Les tenía envidia, no se si sana o mala, pero deseaba tanto sentirme en alguna de sus pieles, sentir el calor de alguien que de verdad me quiera, y me quiera cuidar como yo a él lo cuidaría, porque sería parte de mi, de mi vida, y nunca quisiera que le pasara nada malo.

Hace tanto de la última vez que me abrazaron con pasión y amor, hace mucho. Y anoche pensando, realmente no sabía si alguna vez alguien me había abrazado así de verdad.

Hubo momentos que sentía pena de mi misma, de querer algo que no lo puedo buscar, que tiene que venir solo. Y que siento que me daría la vida y yo no quiero, no quisiera que fuera así. Antes debo de armar mi propia existencia, no depender de ningún hombre para ser feliz, no, no quiero, no debo.

Ya no quiero lo de antes. Yo quiero que me quieran también de verdad, que no sólo me necesiten, que no necesiten sólo mi ayuda, que también necesiten mi cariño, mi compañía y mi amor.

Y recordé sintiéndome así al hombre de estos últmos tiempos, heché de menos a mi novio, a mi ex, pero no hechaba de menos al que es ahora, hechaba de menos al que conocí, al que se vino a vivir conmigo y empezamos a compartir la vida juntos, hechaba de menos a ese hombre que me llevaba a la cama con dulzura y calor, hechaba de menos al hombre que me acurrucaba las penas y me las apartaba con la pasión de sus ojos, lo hechaba tanto de menos.

Ya no quiero al hombre de ahora, deseo al que conocí, pero eso no puede ser. Incluso es utópico porque realmente yo no era feliz a su lado y se ya, que no es buen amigo. Yo era feliz al lado de quien conocí, del que me enamoré.

Que dura es a veces la vida de una soltera, con sus luchas internas ante lo que ha tenido y quiere tener. En si de verdad, quiere estar sola o no, en si es verdad que no necesita a nadie para ser también feliz. Porque anoche había un hombre detrás mia pero no me sentía preparada para conocerlo a fondo, tenía en la retina de mis recuerdos a otro hombre, y tengo tanto miedo ya, a que se cansen de mí, que no tengo ganas de conocer a nadie, de enamorarme de nadie más, por eso que dura es, la vida de una soltera con sus miedos y contradicciones.

Se que valgo pero quiero valer más, quiero sentirme querida por mí también, quiero saber mimarme para no necesitar los mimos ni abrazos de nadie. Aunque constantemente me digo que soy humana y necesito el calor de las personas.

Hoy no se como me siento, estoy cansada eso sí.

Querido refugio te hecho de menos a cuando estaba contenta con mis anécdotas, lo hecho muchísimo de menos, pero no doy a más. A veces me pregunto si seguir a tu lado o no, porque no me gusta desahogarme así, sin protegerme, sin quererme y llena de dolores, de fracasos ante la vida.

Veo a los jóvenes de mi edad y tienen sueños, ilusiones, se enriquecen de ellos y son felices, yo sin embargo perdí todo eso, todo, soy una chica joven por fuera y una vieja por dentro, pero una vieja llena de miedos pero también de dolores, muchos porque hay tantas cosas que se pierden tras la vida, demasiadas para un corazón tan débil.

¿Por qué soy así? ¿Por qué me entra derepente tanta pena? ¿Por qué de pronto mi vida, parece que siempre ha sido un calvario lleno de miedos?

No es cierto, se que no es cierto pero mis manos son temblorosas, y necesito tanto la compañía de alguien para que me diga lo bien o mal que pienso, para seguir aprendiendo a vivir; pero como he dicho tengo miedo y aun no es la hora de conocer a ningún hombre. No, no es posible, tengo que aprender mucho antes, de dar de nuevo mi vida y poder sentir ese miedo de que me abandonen. No, ni yo ni nadie se merece aguantarme.

El otro día me llamó mi ex, me dio mucha alegría pero en cuantito me dijo que si seguía teniendo su ropa me entristecí, sólo me llamó para eso. Por eso digo que ya no lo quiero, quisiera su amistad pero no tengo tampoco ganas ningunas de verlo, creo en verdad que no puede ser, ni por mí ni por él, me ha hecho mucho daño y no consigo olvidarlo.

En fin esta es la vida de alguien que no sabe donde ubicarse querido refugio, menos mal que te tengo a tí.

Read Full Post »

EL AIRE.

Hoy no llueve en el corazón, está tranquilo y sosegado, no caen manantiales encima, ni vendavales caen por las cejas de la sin razón.

Por eso estaba quieta, ensimismada con su vida, pero de repente algo la cautivó desprendiéndole un olor tan familiar, aunque no propio. Estaba acompañada por el mundo encima, los árboles le hacían la protección perfecta para que los rayos del sol no la quemaran y pudiera mirar.

Estaba quieta, contemplando la vida que había, ahí, ahí fuera de su hogar, de su cobijo, de lo que siempre había pensado que no saldría.

Pero un día sin más, algo brilló delante suya y no era su vida.

También había encontrado la paz sin buscarla.

Llegaba sola en forma de persona, primero no la reconoció, pero más adelante las palabras empezaron a soltar sentimientos, creando unas emociones nuevas en su ser.

Tenía ganas de abrazarlo pero no lo tenía cerca, al contrario, estaba tan lejos que apenas podría ir corriendo a buscarlo.

Sin embargo algo en su interior no podía controlarlo, y le latía tan fuerte el corazón que a veces no le salían las palabras.

Era una emoción inquietante, tan cautivadora ante unos ojos ciegos que los suyos se le segaban con tanta perfección.

Estaba quieta, escudriñando la imagen que tenía ante su mirada. Era bella de mirar. Era un amor de verdad.

Estaba quieta sin esperar nada, simplemente oliendo la vida, tal vez una nueva vida.

 

Read Full Post »

Esta canción me encanta.

Habla de la vida, pero de una nueva, la de un niño.

Y digo yo, que bonito tiene que ser tener un hijo, tiene que ser tan mágico el momento que a una madre se le da su bebé, en tu regazo.

A partir de entonces los fantasmas son diferentes, los susurros, empiezan los juegos, los cuentos… oliendo siempre esa vida que traistes al mundo. Que te da miles de sensaciones nuevas.

Tiene que ser hermoso, yo si algún día me quedo embarazada no pensaría en abortar, no estoy en contra de ello, pero yo sí lo tendría, tal vez así me cambiarían los ánimos tan inestables por los que paso, supongo que no estoy preparada pero ¿quién lo está? Si eso te enseña la vida, el día a día junto a tu hijo.

Hoy me imagino con esta canción cositas buenas para mi corazón.

Les dedico esta canción a todas las madres del mundo.

  

 

Read Full Post »

   

Los meses han pasado, han caido por mis mejillas, me ha engordado la cintura, me han crecido el culo y las tetas.

El amor por él está intacto a pesar de no querer quererlo. Pero qué más da si ya las horas crecen sin importarme su ausencia…

Se que no me alejaré, ni él con la niebla. En mientras seré yo sin molestarle, se que no me olvidará, no me olvidaré, hubo mucho en tan poco y eso sólo lo desbanecerá la distancia.

La distancia que puso, al saber que yo no era, quien él quería que fuera.

Pero no importa, los recuerdos no puede quitármelos y eso es lo que importa. Prefiero vivir recordándolo como alguien bueno, cariñoso y amigo, pero no importa, el dolor se lo llevarán los días, y los meses hasta sanar mis heridas.

 

Read Full Post »

Older Posts »